Fernández apuesta por Arce en la pelea boliviana

19 de febrero, 2020

luis arce alberto fernández

Además de socios comerciales y aliados estratégicos, la administración de Alberto Fernández necesita gobiernos con afinidad ideológica en la región. La visita de ayer del candidato a presidente del Movimiento Al Socialismo, Luis Arce, a Casa Rosada y la reunión con el Presidente, con varias fotografías incluidas, resultaron un primer espaldarazo para el candidato del expresidente Evo Morales en las elecciones del próximo 3 de mayo.

 

Por su parte, Arce vino a buscar el respaldo que tuvo. Argentina es un país que puede ser determinante en la elección. En octubre pasado, de los 300 mil bolivianos que residen en el exterior y se han empadronado para votar, 122 mil residen en Argentina los bolivianos. Este número podría ser mayor en el próximo duelo. Aquella elección de terminó con cuestionamientos por parte de la oposición ante supuestas irregularidades, la propuesta de Morales de volver a realizar la elección y el golpe de Estado que puso en la presidencia a la legisladora opositora Jeanine Añez.

 

El candidato del MAS manifestó su preocupación por la transparencia de los comicios. Lidera todas las encuestas.

 

“Venimos a tocar las puertas de todos para que nos puedan garantizar y ayudar a que las elecciones en Bolivia se desarrollen y el pueblo boliviano pueda elegir democráticamente su presidente”, dijo Arce al salir de la reunión. Además, confió que le pidió a Fernández que hiciera “un seguimiento” de las elecciones, que se desarrollarán en un marco de tensión. “Hemos pedido que ellos puedan colaborar. No a la hora electoral solamente, sino desde el principio”, enfatizó Arce. Y agregó: “Tenemos en este momento un proceso electoral en marcha en Bolivia que no garantiza la transparencia, que no garantiza que los resultados en las urnas sean los que al final se respeten por este gobierno de facto que tenemos en Bolivia”, manifestó.

 

Arce es economista y fue el ministro de Economía y Finanzas de Bolivia en dos períodos de gobierno de Morales. Por su gestión es considerado “el padre” del buen desempeño económico del país durante los últimos años, con indicadores históricos para el país. En enero, en un plenario de la fuerza realizado en Argentina, fue elegido candidato en tándem con el excanciller David Choquehuanca como postulante a la vicepresidencia.

 

El candidato del MAS lidera todos los sondeos de opinión, con holgado margen, aunque esto no le permitiría evitar el balotaje. Enfrentará a varias opciones de derecha y centroderecha, opositores de los gobiernos de Morales. Entre ellos, la actual presidente Añez, del Movimiento Demócrata Social, y el expresidente Carlos Meza, entre varios más. El líder del Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, también estaba en la grilla de partida, pero ayer bajó su candidatura a y llamó a la unidad de los aspirantes opositores para enfrentar al MAS. “Si seguimos así, Evo vuelve. Derrotamos al MAS pero estamos a un paso de que Evo vuelva a Bolivia”, escribió en Twitter.

 

Dejá un comentario