Despenalizar el aborto, promesa ante estudiantes

6 de febrero, 2020

Estudios Políticos de París

El presidente Alberto Fernández sorprendió ayer al adelantar que enviará al Congreso “una ley que termine con la penalización del aborto” y advirtió que se trata “de un tema que debemos resolver desde la salud pública”. Las declaraciones las brindó al responder preguntas de estudiantes del Instituto de Estudios Políticos de París, donde brindó una conferencia como parte de su gira por Europa.

 

“En la Argentina el aborto es un delito. Es un extraño delito en los que casi nunca se condena a ninguna mujer por aborto, pero sabemos que existe”, sostuvo el Jefe de Estado quien había obtenido horas antes el apoyo de Emmanuel Macron en la renegociación de la deuda con el FMI.

 

Las declaraciones sorprendieron además, luego de que el Presidente argentino se hubiese entrevistado con el papa Francisco días, quien tiene una posición contraria a la despenalización, y ayer, volvió a mostrar gestos a favor de la Argentina en su relación con el FMI. Ante los alumnos franceses, Fernández sostuvo que “el problema es que en Argentina todo aborto es clandestino”. En ese sentido, manifestó que “el problema es más agudo si la clase social es más baja. Si es pobre, toda su vida corre peligro”.

 

Fernández que ya se había expresado a favor de debatir el tema durante la campaña electoral, expresó asimismo que la mujer que interrumpe el embarazo “si es de clase alta, seguro será en condiciones de asepsia adecuado y su salud estará garantizada”, pero advirtió que “si estamos en presencia de una mujer sin recursos, su vida estará en riesgo”.

 

El Jefe de Estado expresó que “hay quien siente que si legalizamos, es obligatorio” y aclaró a continuación: “no es obligatorio para nadie, es un tema que debemos resolver desde la salud pública, porque no podemos poner en riesgo la vida de la mujer que decide abortar”.

 

“No vivo en paz con mi conciencia sabiendo que una mujer tal vez necesita practicarse un aborto, no tiene las condiciones económicas para pagarlo y termina en manos de un curandero que con una aguja la termina lastimando y a veces matando”, destacó.

 

En ese marco, el Presidente anunció: “voy a mandar una ley que termine con la penalización del aborto y permita la atención de cualquier aborto en los centros de salud pública”, tras lo cual fue ovacionado por el auditorio y las personas que seguían la conferencia.

 

Fuentes legislativas del Frente de Todos sostuvieron ante este diario que todavía, no manejan información respecto de lo mencionado por el Presidente.

 

El actual ministro de Salud, Ginéz González García, se ha mostrados siempre favorable a la despenalización, y al asumir en diciembre pasado, restituyó rápidamente el protocolo ILE (interrupción legal del embarazo), tal como había dispuesto la Corte.

 

Por otra parte, expresó que la “discusión del aborto es parte de una discusión hipócrita” y comparó el debate sobre la interrupción legal de embarazo con el que se dio en el país antes de la sanción del divorcio, en 1987.

 

Dejá un comentario