Cumbre con Bolsonaro espera por nueva fecha

17 de febrero, 2020

El motivo expuesto es un problema de agenda, entendible. El 1º de marzo, fecha propuesta por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, para el primer encuentro con Alberto Fernández coincide con una fecha importante para el calendario institucional argentino: es el día de inicio de las sesiones ordinarias. Ese día, el dirigente del Frente de Todos pretende hacer un primer balance de gestión, con la renegociación de la deuda como indicador, y anticipará la agenda parlamentaria del Ejecutivo y del oficialismo, con la legalización del aborto como uno de sus principales iniciativas.

 

El lugar del encuentro propuesto por Bolsonaro, en ocasión de la asunción del nuevo presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou. “Lamentablemente el 1º de marzo no voy a poder viajar a la asunción de Lacalle, pero espero poder viajar en los próximos días a saludarlo y a visitarlo”, dijo Fernández durante el fin de semana. “Es el presidente electo de un querido país como Uruguay y quiero verlo, por supuesto, pero no voy a poder estar el primero, lamentablemente”, expresó el Presidente. Y acotó: “Con el presidente de Brasil vamos a ver cuando podemos encontrarnos. Yo siempre estoy dispuesto”.

 

La cuestión de agenda es motivo suficiente, pero no el único. En el Gobierno consideran que, por ahora, es tanto más importante que avancen los equipos técnicos para “normalizar” una relación que es clave para el país. La relación bilateral, sostienen, tiene más chances de prosperar en términos comerciales y diplomáticos que si se hace eje en las cuestiones personales de los mandatarios y sus definiciones ideológicas. En eso está la Cancillería a cargo de Felipe Solá y la representación diplomática en Brasilia encabezada por Daniel Scioli.

 

La cumbre de mandatarios, por lo tanto, quedará con fecha abierta. Una posibilidad es que se desarrolle como parte de un encuentro que organiza la cámara industrial paulista (la Fiesp), actor económico y político clave de Brasil.

 

En cuanto a los temas, el futuro del Acuerdo Mercosur y Unión Europea y el arancel externo del Mercosur están sobre la mesa. Bolsonaro pretende reducirlos en su intento de liberalización del comercio que propone su gobierno, mientras que la administración argentina busca proteger la más endeble industria argentina y propone analizar los cambios posibles caso por caso. La recesión que atraviesa el país y el complejo cuadro social ameritan un mayor cuidado de la situación.

 

***

Solá recibe a Talvi

 

El ministro de Relación Exteriores de Argentina, Felipe Solá, recibirá al futuro canciller de Uruguay, Ernesto Talvi. Será en el Palacio San Martín. La relación bilateral, el Mercosur y la construcción de la Hidrovía Paraná-Paraguay serán, entre otros temas, parte de la agenda que Solá analizará junto a Talvi. Desde el momento de su designación, Talvi dio muestras de la importancia que el futuro gobierno de Lacalle Pou le otorgará al Mercosur.

Dejá un comentario