Crimen en Villa Gesell : marcha en el Congreso, mientras los rugbiers están cada vez más complicados

18 de febrero, 2020

A un mes del brutal crimen de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes en pleno centro de Villa Gesell, sus padres encabezarán hoy una marcha que se espera será multitudinaria frente al Congreso de la Nación, en reclamo de Justicia y repudio a la violencia de los rugbiers.

 

La convocatoria será a las 18, en la esquina de las avenidas Rivadavia y Entre Ríos, en la plaza del Congreso, donde esta mañana se había montado un escenario y se espera que estén los padres de la víctima, Silvino y Graciela.

 

“La violencia es un flagelo que arrasa y destruye sin distinción alguna. No hay religión, clase social, nacionalidad, raza o edad que la frene. Por eso tenemos que decir basta de violencia, con energía y decisión para que se escuche en cada rincón de la Argentina”, dice el texto que escribieron los padres de Fernando al convocar a la marcha.

 

Si bien el Congreso Nacional será epicentro de la convocatoria, habrá otras marchas en distintos puntos del interior del país e incluso en el exterior: en Mendoza (Plaza de la Independencia), Ushuaia (en el Paseo de las Rosas), en San Juan (Plaza 25 de mayo), Mercedes (provincia de Buenos Aires, plaza San Martín), Barcelona (en la puerta del consultado argentino) y Londres (en la catedral de San Pablo).

 

En tanto, en Villa Gesell, el obispo de la Diócesis de Mar del Plata, Gabriel Mestre, presidirá una misa en el lugar donde mataron al joven, frente al local bailable Le Brique, para pedir por “su eterno descanso” y por “justicia”.

 

 

La ceremonia religiosa se realizará desde las 19 en Avenida 3 entre Buenos Aires y Paseo 102.

 

En relación a la causa judicial, hoy a las 11 se iba a realizar en el Juzgado de Garantías 6 de Villa Gesell, una nueva audiencia oral ante el juez David Mancinelli por la recusación planteada por el defensor de los detenidos, Hugo Tomei, contra la fiscal del caso, Verónica Zamboni, pero fue suspendida porque la defensa de los rugbiers adelantó que no iba a presentarse

 

En tanto, ayer la fiscal Zamboni reformuló la acusación por la que mañana va a volver a indagar a los rugbiers involucrados en el crimen.

 

Zamboni acusa ahora a los ocho rugbiers que permanecen detenidos como “coautores” de un “homicidio doblemente agravado por su comisión por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”.

 

Si bien hasta el momento solo Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19) estaban imputados como coautores del crimen, la fiscal sumó a los otros seis a la autoría del hecho.

 

Se trata de Luciano Pertossi (18), Ayrton Viollaz (20), Matías Benicelli (20), Lucas Pertossi (20), Enzo Comelli (19) y Blas Cinalli (18), quienes hasta el momento habían sido sindicados como “partícipes necesarios” del crimen de Fernando, ocurrido el 18 de enero pasado a la salida del boliche Le Brique, en el centro de Villa Gesell.

 

A todos ellos, la fiscal también les agregó el delito de “lesiones leves” por los golpes sufridos por cinco amigos de Fernando, que intentaron ayudarlo durante el ataque frente al boliche.

 

Además, Zamboni volvió a acusar, esta vez como “partícipes necesarios” a Alejo Milanesi (19) y Juan Pedro Guarino (19), los dos rugbiers que recuperaron la libertad el lunes de la última semana y no se descarta que vuelvan a ser detenidos.

 

A partir de estos nuevos elementos, está previsto que la fiscal tome la ampliación de las indagatorias mañana en Villa Gesell, un día después de que se cumpla un mes del crimen.

 

En la nueva formulación del hecho que les imputará, la fiscal afirma que mataron a Fernando “distribuyendo funcionalmente el rol de cada uno”, “dividiéndose las tareas” y de un “plan premeditado”.

 

Dejá un comentario