Bezos, el hombre más rico del mundo, pone US$ 10.000 millones contra el cambio climático

19 de febrero, 2020

Tras las catástrofes ambientales que azotaron distintas regiones del planeta en el último año, Jeff Bezos, fundador y director ejecutivo de Amazon, utilizó el peso de su imagen (y de su fortuna) para visibilizar la lucha contra el cambio climático. No es el único “pez gordo” en la causa ni el último que se acoplará. El mes pasado, Larry Fink, CEO de BlackRock, también se sumó a la fe verde que profesa Greta Thunberg.

 

Bezos anunció ayer un nuevo fondo que servirá para respaldar a científicos, activistas y organizaciones que trabajan para mitigar el impacto del cambio climático. Contribuirá con US$ 10.000 millones “para comenzar”, según posteó en las redes sociales. La iniciativa, llamada Bezos Earth Fund, comenzará a otorgar subvenciones este verano.

 

Los críticos señalaron que el monto ofrecido constituye menos del 8% del patrimonio neto del hombre más rico del mundo, estimado en US$ 130.000 millones. Así y todo, es una de las promesas de caridad más grandes de la Historia. Según un ranking de la revista La Crónica de Filantropía, la donación de Bezos se ubica detrás de una contribución de US$ 36.000 millones del multimillonario Warren Buffett y un compromiso estimado de US$ 16.400 millones de Helen Walton, la difunta esposa del fundador de Walmart, Sam Walton.

 

“Estoy emocionado por anunciar el lanzamiento del Fondo Bezos Earth. El cambio climático es la mayor amenaza para nuestro planeta. Quiero trabajar junto a otros para ampliar formas conocidas y explorar nuevas de combatir el impacto devastador del cambio climático en este planeta que todos compartimos”, escribió Bezos.

 

En esa línea, explicó que “la iniciativa global financiará a científicos, activistas, ONG, cualquier esfuerzo que ofrezca una posibilidad real de ayudar a preservar y proteger el mundo natural”. “Podemos salvar la Tierra. Va a tomar medidas colectivas de grandes y pequeñas empresas, Estados nacionales, organizaciones globales y particulares. La Tierra es lo único que todos tenemos en común: protejámosla juntos”, concluyó el empresario con un mensaje alentador.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Today, I’m thrilled to announce I am launching the Bezos Earth Fund.⁣⁣⁣ ⁣⁣⁣ Climate change is the biggest threat to our planet. I want to work alongside others both to amplify known ways and to explore new ways of fighting the devastating impact of climate change on this planet we all share. This global initiative will fund scientists, activists, NGOs — any effort that offers a real possibility to help preserve and protect the natural world. We can save Earth. It’s going to take collective action from big companies, small companies, nation states, global organizations, and individuals. ⁣⁣⁣ ⁣⁣⁣ I’m committing $10 billion to start and will begin issuing grants this summer. Earth is the one thing we all have in common — let’s protect it, together.⁣⁣⁣ ⁣⁣⁣ – Jeff

Una publicación compartida de Jeff Bezos (@jeffbezos) el

 

Los empleados de Amazon habían exigido el accionar del titular de la firma para proteger el medio ambiente en una carta en mayo del año pasado y el septiembre organizaron huelgas en reclamo de una respuesta. Antes de que se concreten, Bezos prometió que la compañía se convertiría en neutral en carbono para 2040, diez años antes de la fecha límite del acuerdo de París. También anunció la utilización de 100.000 camionetas eléctricas en los servicios de entregas desde 2024.

 

“Aplaudimos la filantropía de Jeff Bezos, pero una mano no puede dar lo que la otra está quitando”, dijo el grupo “Amazon para la Justicia Climática” en un comunicado, demandando que la firma deje de trabajar con compañías de petróleo y gas. “¿Jeff Bezos mostrará un verdadero liderazgo o continuará siendo cómplice en la aceleración de la crisis climática, mientras supuestamente intenta ayudar?”, dispararon.

 

 

En diálogo con El Economista, Diego Falcone (Chief Strategist de Wealth Management en Cohen), uno de los pioneros en Argentina en explorar la intersección entre las finanzas y el cuidado del medioambiente, opinó: “En noviembre de 2015, Bill Gates invitó a Jeff Bezos a participar de un fondo de inversión de US$ 1.000 millones –Breakthrough Energy Investment Fund– para financiar nuevas formas de energía limpia que permitiesen combatir el calentamiento global. Cinco años más tarde, Jeff Bezos, quien atraviesa a sus 56 años la crisis de la mediana edad, ha lanzado por su cuenta un fondo de inversión para combatir el cambio climático –Bezos Earth Fund– pero diez veces mayor a la iniciativa de Gates y todo costeado con su propio bolsillo. Este tipo de anuncios deja en evidencia la falta de liderazgo de los gobiernos de Estados Unidos y el Reino Unido en la búsqueda de nuevas energías amigables con el medio ambiente. El predominio de los republicanos en EE.UU. ha impedido que progrese un ambicioso plan de infraestructura como el Green New Deal, mientras que los conservadores en el Reino Unido, han hecho lo mismo con la Green Industrial Revolution de los laboristas. Lamentablemente el esfuerzo de los gobiernos de China y la Unión Europa no son suficientes sin el liderazgo angloamericano”.

 

“Luego del Acuerdo de París de 2015, el tema se instaló y se aceleró, pero después se fue Barack Obama y llegó Donald Trump, que fue y es un retroceso en esa área. Por eso han salido estos inversores grandes, que han tenido grandes ganancias en los últimos años”, sintetiza Falcone.

 

Dejá un comentario