Una aprobación pírrica para la Ley Impositiva 2020 de Kicillof

9 de enero, 2020

Finalmente, cerca de la medianoche del miércoles, la Legislatura de Buenos Aires aprobó la Ley Impositiva 2020 que había enviado Axel Kicillof a fines de diciembre. Más allá de la victoria legislativa, el trámite fue costoso y la realidad terminó lejos del “Plan A” del gobernador y su tropa. Según su N°2, la matancera Verónica Magario, los cambios que introdujeron los senadores “pincharon” la recaudación esperada en $10.000 millones. No es poco para una provincia que, según la visión oficial, está casi quebrada. Además, porque el Gobierno debió hacer concesiones políticas contrarias a sus deseos.

 

Eso quedó claro en el tono de los tuits del propio Kicillof, luego de que la Cámara Baja aprobara el proyecto, con cambios, que había aprobado, minutos antes, la Cámara Alta. El propio Gobierno ya había hecho cambios con respecto a su proyecto original de diciembre.

 

“Acaba de aprobarse en la Legislatura la Ley Impositiva 2020”, dijo Kicillof y describió la secuencia. “La Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto del Poder Ejecutivo, que mantenía -como el original- la recaudación del año pasado en términos reales pero agregando segmentación y progresividad. De esta manera, la Provincia recaudaría lo mismo, pero con una contribución mayor de los que más tienen. Agregamos beneficios para jubilados, clubes de barrio, bomberos voluntarios. En el Senado, con su mayoría, el bloque de Juntos por el Cambio introdujo varias modificaciones, con las que NO estamos de acuerdo y no acompañamos”, sentenció el exministro de Economía.

 

En el oficialismo insistieron en aprobar con la ley para poder hacerle frente a la situación de la provincia.

 

Los principales puntos sobre los que machacaron desde la oposición fueron el aumento del 75% en el impuesto inmobiliario urbano, y la alícuota del gravamen a los Ingresos Brutos para las actividades portuarias. Desde Juntos por el Cambio insistieron en ser una oposición “responsable” que le otorga al Ejecutivo provincial los instrumentos para gobernar sin dejar de calificar la ley de “impuestazo”.

 

 

“En el impuesto inmobiliario urbano estableció un descuento MAYOR por pago en una cuota para el segmento de los más grandes propietarios. Redujo la tasa de ingresos brutos para los operadores de cable, para los importadores y exportadores. No estamos de acuerdo porque todas estas medidas desfinancian a la Provincia y favorecen a sectores concentrados. Fue su decisión política: cuando son oposición representan y defienden a los mismos sectores para los que gobernaron. Nuestro gobierno tiene prioridades distintas”, escribió un Kicillof enojado.

 

“En la Cámara de Diputados se votó para que el proyecto se apruebe igual, con las modificaciones de la oposición, porque lo fundamental era que la Provincia tuviera su ley. Nos acusaron de querer hacer un ‘impuestazo’, nos acusaron de perjudicar a los sectores medios, nos acusaron de no buscar el consenso. Pero ahora vemos que la cuestión era otra: defender a sectores corporativos, concentrados y a las grandes fortunas. Nosotros, por nuestra parte, seguiremos trabajando sin descanso para atender las graves emergencias que tiene la Provincia: financiera, social, sanitaria, educativa, productiva y laboral”, concluyó el gobernador. Una victoria, a lo Pirro, con sabor a poco.

 

***

Vencimientos de deuda

 

Durante enero, la provincia tiene vencimientos en moneda extranjera por más de U$S 500 millones, y en esta semana, el ministro de Hacienda Pablo López, inició una ronda de conversaciones con acreedores privados.

 

En tanto Kicillof ha insistido, incluso frente a los jefes comunales de Juntos por el Cambio, que su prioridad será la inversión en las áreas de educación (sobre todo en infraestructura), en salud y en poner el ente financiero de la provincia, el BAPRO, a orientar el crédito hacia la producción.

 

Ayer el gobernador y su equipo de trabajo rindieron el primer examen en materia legislativa, y queda por delante el tratamiento de leyes importantes para las que este debate será un antecedente: por un lado el Presupuesto 2020 (tiene hasta el 15 de abril para presentarlo) y una ley de endeudamiento que seguramente será materia de disputa con los intendentes que buscarán hacerse de dichos recursos para llevar a cabo obras en sus respectivo distritos.

 

***

La provincia se suma al plan contra el hambre

 

El gobernador firmará hoy el convenio marco con el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, para la implementación del Plan Nacional Integral “Argentina Contra el Hambre” en territorio bonaerense, según informaron hoy fuentes oficiales en La Plata.

 

La ceremonia se realizará en horas del mediodía en la Casa de Gobierno.

 

El Plan busca garantizar el derecho a la alimentación de la ciudadanía para acceder a una canasta que incluya lácteos, verduras, frutas, carne y todo tipo de alimentos frescos.

 

Según fuentes oficiales, la iniciativa se apoya “en el fortalecimiento de las acciones que lleva adelante el Programa Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional, que incluye la entrega de la Tarjeta Alimentar a madres y padres con hijos e hijas de hasta 6 años de edad que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH)”.

 

Dejá un comentario