Tras la reunión, el FMI confirmó que vendrá en febrero

29 de enero, 2020

guzmán georgieva fmi

El ministro de Economía, Martín Guzmán, mantuvo ayer en la ciudad de Nueva York su primer encuentro formal con representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI). El encuentro fue calificado por ambas partes como “muy productivo” para avanzar en la renegociación del préstamo que el organismo le otorgó al país en 2018.

 

“Vamos dando pasos. Es parte de un proceso para resolver la crisis de forma integral. El encuentro fue muy productivo”, aseguró Guzmán al término de la reunión a la prensa que lo aguardaba a la salida del Consulado argentino en Nueva York, donde se realizó este primer acercamiento.

 

Participaron el representante del Cono Sur ante el FMI y representante argentino ante el organismo, Sergio Chodos; por el FMI, estuvieron el jefe de la misión argentina, Luis Cubeddu, y la directora adjunta del departamento para el Hemisferio Occidental, Julie Kozack.

 

Tras el encuentro, el vocero principal del FMI, Gerry Rice, anunció que en febrero una misión del organismo vendrá a Argentina para “seguir intercambiando visiones sobre los planes macroeconómicos y la sostenibilidad de la deuda.”

 

“El intercambio de hoy (por ayer) fue una oportunidad para continuar el diálogo en curso, escuchar del ministro los planes económicos de las autoridades argentinas e intercambiar visiones sobre el análisis de la sostenibilidad de la deuda”, indicó Rice en un comunicado, en el que, al igual que Guzmán, calificó como “muy productiva” la reunión.

 

“Ambas partes reiteraron su disposición a continuar el diálogo en las próximas semanas”, señaló el comunicado, incluso el 5 de febrero, cuando la directora gerenta del FMI, Kristalina Georgieva, se reúna con Guzmán en el marco de un seminario organizado por el Vaticano. Por su parte, Cubeddu, en tono similar, le comentó a los periodistas que “fue un encuentro bastante productivo, muy constructivo con el ministro. Durante más de una hora se produjo una muy buena conversación para comenzar a elaborar los pasos a seguir”.

 

La reunión con el FMI formó parte de la agenda de actividades del ministro en Estados Unidos, donde el lunes mantuvo una conversación con medio centenar de inversores internacionales y representantes de bancos de inversión en la sede neoyorkina del Council of the Americas.

 

Durante ese evento, según trascendió, Guzmán dejó con su exposición más dudas que certezas ante los inversores. Al término del encuentro, Guzmán aseguró ante la prensa que le fue “muy bien”. Sin embargo, las fuentes señalaron lo contrario: fuentes presentes en el encuentro, donde asistió por lo menos el 40% de los tenedores de la deuda argentina y que se hizo a puertas cerradas, indicaron que hubo cierto escepticismo entre los inversores por la falta de precisiones del ministro, la carencia de números concretos, sin un plan del Gobierno ni eventuales condiciones de una oferta.

 

Según comentaron, las palabras “buena fe”, “plan integral” y “consistencia” fueron de las más utilizadas por Guzmán durante su disertación frente a los inversores, quienes se quedaron con ganas de conocer cual será ese plan integral. La única certeza que dejó Guzmán es que se mantiene la fecha del 31 de marzo como límite para la negociación de la deuda externa.

 

De acuerdo con lo trascendido, algunos inversores temen que el Gobierno, que dice llevar adelante una estrategia coordinada con la provincia de Buenos Aires, haga algo similar a lo que hizo el gobernador bonaerense, Axel Kicillof: dejar pasar el tiempo y cerca de la fecha límite, presentar una propuesta agresiva y a último momento, con poco espacio para debatir y negociar.

 

Dejá un comentario