Starbucks presentó un ambicioso plan sustentable y se une a la tendencia del compromiso de carbono

21 de enero, 2020

Starbucks espera reducir las emisiones de carbono de sus operaciones y la enorme cadena de suministro al 50% para 2030 como parte de las nuevas promesas medioambientales presentadas hoy.

 

De esta forma, es el último gigante multinacional en establecer nuevos objetivos a medida que aumentan las emisiones globales y los esfuerzos multilaterales no logran siquiera sentar las bases para recortes abruptos.

 

Los compromisos, aunque carecen de detalles por ahora, insinúan que Starbucks espera financiar los llamados métodos y tecnología de emisiones negativas. Esa es una parte clave de los compromisos que Microsoft presentó la semana pasada.

 

“Almacenaremos carbono y reduciremos las emisiones de carbono. Las compensaciones no cuentan para un objetivo basado en la ciencia, y no planeamos utilizar compensaciones para cumplir con nuestro objetivo preliminar de reducción del 50% en nuestra huella de carbono “, afirmó la directora de medio ambiente global de la compañía.

 

El CEO Kevin Johnson, en una carta abierta , dijo que la aspiración más amplia de Starbucks eventualmente se está volviendo “positiva para los recursos”, definida como “almacenar más carbono del que emitimos, eliminar el desperdicio y proporcionar más agua dulce limpia de la que usamos”.

 

 

Starbucks estableció otros dos objetivos intermedios para 2030 además del compromiso de CO2: el 50% del agua utilizada para sus operaciones y producción de café se “conservará o repondrá”; y prometen una reducción del 50% en los desechos que se envían a los vertederos desde las tiendas y la fabricación.

 

El plan prevé más ofertas de alimentos a base de plantas; un cambio de paquetes de un solo uso a paquetes reutilizables; invertir en prácticas agrícolas y forestales “innovadoras y regenerativas”; y más. Starbucks planea realizar investigaciones de mercado y ensayos durante el próximo año para agregar detalles.

 

Dejá un comentario