Sondeo mundial: “El capitalismo hace más daño que bien en el mundo”

20 de enero, 2020

shopping yanki capitalismoshopping yanki capitalismo

Antes de que comience mañana la reunión que congrega a los líderes empresariales y políticos más importantes del mundo en Davos, Edelman difundió los resultados de una encuesta mundial, según los cuales la mayoría de las personas en el mundo cree que el capitalismo, en su forma actual, está haciendo “más daño que bien”.

 

El Barómetro de Confianza Edelman, que durante dos décadas ha encuestado a decenas de miles de personas sobre su confianza en las instituciones centrales, trató este año por primera vez de comprender cómo se veía el propio capitalismo.

 

Los autores del estudio dijeron que las encuestas anteriores mostraban un creciente sentido de desigualdad, lo que los llevó a preguntarse si los ciudadanos estaban comenzando a tener dudas más fundamentales sobre las democracias capitalistas de Occidente.

 

“La respuesta es sí”, dijo a Reuters  David Bersoff, investigador principal del estudio producido por la agencia estadounidense de comunicaciones. “La gente se pregunta si lo que tenemos hoy, y el mundo en el que vivimos, está optimizado para que tengan un buen futuro”, sostuvo.

 

 

La encuesta contactó a más de 34.000 personas en 28 países, desde democracias liberales occidentales como Estados Unidos y Francia hasta aquellas basadas en un modelo diferente como China y Rusia. El 56% estuvo de acuerdo en que “el capitalismo tal como existe hoy hace más daño que bien en el mundo”.

 

En particular, la falta de confianza en el capitalismo fue mayor en Tailandia e India con el 75% y el 74% respectivamente, con Francia muy cerca del 69%. Las mayorías prevalecieron en otros estados asiáticos, europeos, del Golfo, africanos y latinoamericanos.

 

Solo en Australia, Canadá, Estados Unidos, Corea del Sur, Hong Kong y Japón las mayorías no estuvieron de acuerdo con la afirmación de que el capitalismo actualmente hace más daño que bien.

 

La encuesta confirmó una serie de preocupaciones familiares que van desde asuntos sobre el ritmo del progreso tecnológico y la inseguridad laboral, hasta la desconfianza de los medios y la sensación de que los gobiernos nacionales no estaban a la altura de los desafíos que se presentan.

 

Dejá un comentario