Se tensa la relación entre la Nación y la CABA por recursos

28 de enero, 2020

Larreta Santilli Alberto Fernández

En medio de la disputa por la revisión de los porcentajes de coparticipación federal que le corresponden a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la Casa Rosada señaló ayer dos aspectos en los que la administración porteña de Horacio Rodríguez Larreta, supuestamente, fue beneficiada indebidamente. Por un lado, la cesión de inmuebles de la órbita de la Nación a la Ciudad durante los últimos meses del gobierno de Mauricio Macri. Por el otro, la difusión de un excedente de $127 mil millones por el traspaso de la Policía Federal. La CABA no respondió todavía oficialmente, pero sostiene por lo bajo que los datos no son correctos.

 

“Encontramos una enorme discrecionalidad, con una gran cantidad de inmuebles cedidos a la ciudad de Buenos Aires. Esto comenzó con un Decreto de Necesidad y Urgencia, al otro día de la derrota electoral”, estuvo ayer el titular de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), Martín Cosentino. Y agregó: “Claramente hubo una inclinación en beneficiar a la Ciudad, cantidades de recursos de todos los argentinos en bienes inmuebles con la idea de cancelar deudas que tiene la Nación con la Ciudad”. Entre ellos, menciona propiedades en el Paseo del Bajo, en los Viaductos Mitre y San Martín, en las plazas ferroviarias de Caballito y Palermo. “Todos de mucho valor comercial”, sostiene.

 

“Claramente hubo una inclinación para beneficiar a la Ciudad”, sostienen desde la órbita del Ministerio del Interior.

 

A su vez, según un estudio realizado por especialistas de diversas áreas del Estado, la Ciudad “recibió fondos de más” entre 2016 y 2019 debido a “cálculos incorrectos” en la transferencia de dinero para cubrir costos extra por el traspaso de la Policía Federal a la jurisdicción porteña. El informe, que el Gobierno dejó trascender en los medios, fue coordinado por la secretaria de Relaciones con las provincias, Silvina Batakis, en la órbita del Ministerio del Interior.

 

Estos dos datos, el Gobierno pretende colocarlos en la mesa de negociación con la Ciudad en la discusión por los porcentajes de coparticipación federal futura. La Casa Rosada busca reducir un punto porcentual en lo que recibe el distrito administrado por Larreta, mientras que el gobierno porteño espera reducir a la mitad esa pretensión. Mediante un decreto, en 2016, el entonces presidente Mauricio Macri aumentó de 1,4 a 3,75% para la ciudad de Buenos Aires, aunque por la presión de la oposición de ese momento y los gobernadores la cifra se redujo a 3,5%. El motivo alegado en ese momento para tal incremento era, precisamente, el traspaso de la Policía Federal a esa jurisdicción.

 

Desde la jefatura porteña pretenden no tensar la cuerda y ayer prefirieron el silencio, pero aseguran que responderán con números para contra argumentar. Rodríguez Larreta se reunió en dos ocasiones con el ministro del Interior, Wado de Pedro con el tema coparticipación en el tope de la agenda. Con saldo positivo, según contaron las partes en su momento. Mientras en los próximos días funcionarios de ambos gobiernos volverán a encontrarse para acercar posiciones.

 

La vicepresidenta Cristina Kirchner ya había planteado, en un acto en La Matanza la “excesiva”, el carácter excesivo de los recursos que recibía la CABA en comparación con varios distritos del conurbano bonaerense, con mayores déficits y dificultades. “La Matanza tiene 325 kilómetros, viven 2 millones 400 mil compatriotas y el presupuesto del año 2019 ha sido de $10 mil millones. La Capital Federal, con 100 kilómetros cuadrados menos, la misma cantidad de habitantes y menos necesidades, tuvo un presupuesto de $350 mil millones”, sostuvo la vicepresidenta a mediados de diciembre pasado, ya con el Frente de Todos en funciones. Anticipando la discusión.

 

Dejá un comentario