Reclamo por los biocombustibles: piden mantener las condiciones de juego

20 de enero, 2020

Los productores de biocombustibles aseguraron ayer que el sector permitió evitar importaciones por más de US$ 27.000 millones en los últimos diez años, al rechazar la posibilidad que atribuyen a las petroleras de reducir el corte de las naftas y el diésel, lo que agravaría la caída de producción del sector que opera a la mitad de su capacidad. Y piden mantener las condiciones de juego.

 

Así lo plantearon los productores vinculados en la Liga Bioenergética, los que alertaron por “la gravísima situación que atraviesa la industria de biocombustibles” y que pone en riesgo los 10.000 puestos de trabajo que genera en diez provincias mediante la industrialización de la producción primaria.

 

“La industria de los biocombustibles no está subsidiada, al contrario de otras industrias que necesitan que les garanticen mejores precios que los fijados internacionalmente para hacer inversiones en Argentina”, advirtió la cámara.

 

Sin embargo, desde la cámara explicaron que “volver al sistema de exportación primaria del poroto de soja o grano de maíz, además de ser anacrónico, constituye desconocer la importancia del agregado de valor en origen, ya que el país posee el complejo agroexportador más grande y eficiente del mundo que debe ser aprovechado con un desarrollo industrial que aumente los empleos calificados y las inversiones”.

 

Además desde la Liga Bionergética advirtieron que frente a “la pretensión de la petroleras de reducir los cortes vigentes de 12% para las naftas y de 10% para el diésel, no se pretende reemplazar al gas-oil o las naftas, sino complementar la matriz energética, mediante el aporte de un combustible de origen vegetal, renovable, menos contaminante y de producción nacional”.

 

Dejá un comentario