Preocupa el avance del coronavirus: otro caso en EE.UU. y ya son 26 los muertos

24 de enero, 2020

El brote de una cepa de coronavirus que se originó en Wuhan, China, ya generó 26 víctimas fatales y se han reportado dos casos en EE.UU. diagnosticados con la enfermedad, una en Washington y otra en Illinois.

 

Funcionarios del departamento de salud de Illinois fueron notificados de una mujer de Chicago de 60 años que regresaba de Wuhan el 13 de enero. No tenía síntomas mientras viajaba, pero luego fue ingresada en el hospital y puesta en aislamiento.

 

Los funcionarios de salud confirmaron a principios de esta semana que el virus, que causa fiebre y síntomas respiratorios, puede transmitirse de persona a persona. Desde ese momento, el Gobierno estadounidense ordenó revisar pasajeros en los aeropuertos de San Francisco, Nueva York, Los Ángeles, Atlanta y Chicago.

 

Hasta la fecha, más de 2,000 personas en aproximadamente 200 vuelos han sido detenidas temporalmente en los cinco aeropuertos para realizarles chequeos, y no se han encontrado casos.

 

63 pacientes de 22 estados están siendo investigados por posible infección, incluidos los dos casos positivos y 11 que se han determinado como negativos.

 

La cantidad de casos confirmados en China ha aumentado en casi 900, según la Comisión Nacional de Salud de China.

 

El país está construyendo rápidamente un hospital prefabricado de 1.000 camas que se centrará por completo en el tratamiento de pacientes infectados con coronavirus a medida que otros hospitales luchan por satisfacer la demanda y lidiar con la escasez de suministros.

 

Según el Washington Post, las principales ciudades de China, incluida Beijing, cancelaron grandes reuniones públicas para el feriado del Año Nuevo, el más importante del país, para ayudar a contener el brote.

 

El gobierno chino cerró el miércoles y el jueves las ciudades de Wuhan, Huanggang y Ezhou, que albergan en total a casi 20 millones de personas.

 

En Australia, un hombre en Brisbane fue aislado después de exhibir síntomas después de unas vacaciones en China, pero en última instancia, dio negativo, confirmaron las autoridades.

Corea del Norte está prohibiendo temporalmente a los turistas extranjeros en respuesta al brote.

La Organización Mundial de la Salud decidió el jueves que es “demasiado temprano” para declarar una emergencia de salud internacional.

 

“No se equivoquen, esta es una emergencia en China, pero aún no es una emergencia de salud global”, dijo el director general de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa.

 

“La vida y la salud de las personas deben tener la máxima prioridad y la propagación del brote debe ser resuelta”, dijo el presidente de China, Xi Jinping, el lunes.

 

No existe un tratamiento específico para el virus, aunque se están investigando varios antivirales y vacunas experimentales.

 

En Argentina, el Ministerio de Salud emitió el alerta epidemiológico ante la posibilidad de que llegue al país alguien infectado con el nuevo virus que se expande en China.

 

Las recomendaciones para los viajeros internacionales son toser en el pliegue del codo, higienizarse las manos con frecuencia y buscar atención médica en caso de presentar síntomas compatibles a los de un cuadro respiratorio agudo.

 

Dejá un comentario