Pesce volvió a bajar la tasa y la ubicó en 48%

31 de enero, 2020

miguel pesce tasas

Ayer, el directorio del Banco Central (BCRA) volvió a bajar la tasa de interés de referencia representada en las Leliq (Letras de liquidez del BCRA), luego de que la semana pasada decidiera frenar la el descenso progresivo que vienen implementando desde el inicio de su gestión en diciembre, cuando la tasa se ubicaba en 63%.

 

En esta ocasión, la entidad que preside Miguel Pesce decidió bajar la tasa de interés otros dos puntos porcentuales: pasó de 50% a 48%. De esta manera, durante el último mes y medio, la entidad monetaria ha disminuido la tasa de interés en quince puntos porcentuales.

 

“La decisión fue adoptada considerando las condiciones recesivas en las que se ha venido desempeñando la economía, y con vistas a definir un sendero de tasas de interés compatible con la recuperación económica”, justificó la entidad monetaria en un comunicado, una explicación similar a la que otorgó cuando ejerció la anterior baja, que también fue de dos puntos porcentuales.

 

“Las recientes modificaciones a las subastas de Leliq, que implicaron una extensión del plazo de los pasivos remunerados del Banco Central, redundan en una baja de la tasa de interés de referencia en términos efectivos, mejorando también las expectativas con respecto al desempeño de la tasa de política monetaria y favoreciendo un control más eficiente de las condiciones de liquidez”, afirmó.

 

La entidad monetaria añadió la tasa de interés “se considera en valores adecuados tomando, como referencia la desaceleración inflacionaria que comienza a evidenciarse” y aseveró que el directorio del BCRA apunta a “un manejo de tasas de interés que permita gravitar hacia el equilibrio del mercado monetario que potencie el ahorro y el financiamiento en pesos”.

 

Riesgo

 

Desde hace varias semanas, varios analistas vienen advirtiendo por el riesgo que representa una “agresiva” baja de las tasas de interés, teniendo en cuenta el contexto.

 

“Es arriesgada la jugada del BCRA de continuar con la baja de tasa en un contexto de presión en la brecha, incertidumbre en torno a la negociación de la deuda en dólares y las tasas reales (Badlar), que empiezan a ser negativas en el margen contra la inflación esperada. Sobre todo cuando se pretende rollear los fuertes vencimientos en pesos que se vienen con letras a Badlar más spread”, explicó ante El Economista Federico Furiase, director del estudio EcoGo.

 

De acuerdo con el especialista, intentar expandir el crédito al consumo intensivo en importaciones con baja de tasa en un contexto de brecha e inestabilidad nominal podría traer complicaciones por el lado del drenaje de reservas.

 

“Bajar la tasa de interés y empezar a mover el tipo de cambio oficial bajo incertidumbre en torno a la negociación de la deuda en dólares y altos vencimientos de bonos en pesos podría complicar la coordinación de expectativas hacia un sendero de nominalidad descendente”, afirmó Furiase.

 

“Si la brecha sigue pasando factura frente a la baja en la tasa, la incertidumbre en torno a la deuda externa y los altos vencimientos en pesos, el congelamiento de dólar oficial, tarifas y combustibles pierde eficacia para coordinar expectativas hacia una nominalidad descendente”, agregó el especialista.

 

Dejá un comentario