Massa cree que a Nisman lo mataron y confirmó que AySA le pagaba a Boca para invitar a periodistas a la cancha

16 de enero, 2020

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, dijo hoy que no cree en el suicidio como teoría de la muerte del ex fiscal de la causa AMIA Alberto Nisman, “sino bien en el homicidio o en un suicidio inducido”, también se refirió a la situación confusa de Evo Morales en el país y afirmó que “la condición de refugiado no debe ser usada para afirmaciones políticas más allá de lo mínimo e indispensable” y confirmó acuerdo de AySA con el club Boca Juniors.

 

“Yo, particularmente, no creo en el suicidio. Él no tenía la actitud de alguien que piensa suicidarse, en todo caso creo más en el homicidio o en el suicidio inducido”, respondió Massa en radio La Red, al ser consultado sobre las causas de la muerte del ex titular de la UFI AMIA, de la que el sábado se cumplirán cinco años.

 

 

Agregó que es necesario lograr “justicia de una vez por todas para esclarecer esos hechos”, que calificó como “marcas indelebles en la sociedad argentina”.

 

“Tenemos también heridas abiertas por el atentado a la Embajada de Israel y a la AMIA, heridas que hay que esclarecer y que Argentina tiene que cerrar”, dijo el ex intendente de Tigre, y añadió que tiene la “tranquilidad de ver al Presidente (Alberto Fernández) comprometido en estos temas”.

 

El 18 de enero del 2015, Nisman apareció muerto de un disparo en la cabeza en su departamento de Puerto Madero.

 

Evo Morales

 

El titular de la Cámara de Diputados, también consideró hoy que “la condición de refugiado no debe ser usada para afirmaciones políticas más allá de lo mínimo e indispensable”, al ser consultado sobre la situación del depuesto presidente boliviano Evo Morales, quien se encuentra bajo ese estatus en el país.

 

“En Bolivia hubo un golpe de Estado, y en este sentido es bueno que la Argentina abra los brazos, pero la condición de refugiado no debe ser usada para afirmaciones políticas más allá de lo mínimo e indispensable, porque esa es la condición para ser refugiado”, manifestó Massa.

 

Y agregó que “el Gobierno, en ese sentido, le ha pedido (a Morales) que sea prudente con sus declaraciones”.

 

Además, diferenció la situación de Bolivia respecto de la Venezuela, país que, a su criterio, “no respeta las normas democráticas”.

 

“Se ha perseguido a opositores, yo tengo una histórica relación con Leopoldo López, (Henrique) Capriles, y con muchos jóvenes universitarios que terminaron presos sólo por pensar distinto”, dijo Massa.

 

AySA y Boca

 

En la entrevista con Novaresio, Massa denunció que durante la gestión macrista, “la empresa de aguas AySA, le pagaba $3.200.000 por mes al club Boca Juniors para invitar a periodistas” a la Bombonera.

 

El legislador fundamentó esa acusación en una auditoria que habría hecho su esposa Malena Galmarini, nombrada por el presidente Alberto Fernández como nueva presidenta de esa empresa de servicios públicos.

 

“Una empresa como AySA que se tendría que dedicar a poner caños de agua para la gente que no tiene agua, dar un buen servicio de agua y cloacas, le pagaban $3.200.000 por mes al club Boca Juniors, para invitar periodistas a la cancha de Boca”. Y destacó que “por la mala gestión del gobierno de Macri, tiene $14.000 millones de déficit”.

 

La polémica por el contrato entre Boca y Aysa se da en medio de graves denuncias de la nueva gestión del club encabezada por Jorge Amor Ameal que aseguró que las cuentas que heredaron son muy diferentes a las anunciadas por el anterior presidente Daniel Angelici.

Ameal reveló que en el último año Boca vendió futbolistas por US$ 55 millones y sólo quedaron US$ 5 millones en las cuentas. La nueva gestión encargó una auditoría a la UBA.

 

Dejá un comentario