Guzmán dejó más dudas que certezas ante los inversores en Estados Unidos

28 de enero, 2020

En su viaje a Estados Unidos, el ministro de Economía, Martín Guzmán, encabezó ayer una reunión ante inversores internacionales y representantes de bancos de inversión. Se trató del primer encuentro oficial con acreedores desde que decidió enviar al Congreso el proyecto de ley para la reestructuración de la deuda de la Nación, la cual será debatida esta semana en la Cámara de Diputados.

 

Durante el evento, que tuvo lugar en el Council of the Americas de la ciudad de Nueva York y que se realizó a puertas cerradas, el titular de la cartera económica insistió con pedirles a los inversores que tengan “buena fe” frente al gobierno de Alberto Fernández para poder resolver el problema de la deuda.

 

“Nos fue muy bien”, aseguró el ministro ante los medios de prensa al término del encuentro. Sin embargo, según trascendió por parte de fuentes que estuvieron presentes en el evento, donde asistió por lo menos el 40% de los tenedores de la deuda argentina, hubo cierto escepticismo ante la exposición de Guzmán por su falta de precisiones y carencia de números concretos, sin un plan del Gobierno ni eventuales condiciones de una oferta.

 

Según comentaron, las palabras “buena fe”, “plan integral” y “consistencia” fueron de las más utilizadas por Guzmán durante su disertación frente a los inversores, quienes se quedaron con ganas de conocer cuál será ese plan integral.

 

La única certeza que dejó Guzmán es que se mantiene la fecha del 31 de marzo como límite para la negociación de la deuda externa. De acuerdo con lo trascendido, algunos inversores temen que el Gobierno, que dice llevar adelante una estrategia coordinada con la provincia de Buenos Aires, haga algo similar a lo que hizo el gobernador bonaerense, Axel Kicillof: dejar pasar el tiempo y cerca de la fecha límite, presentar una propuesta agresiva y a último momento, con poco espacio para ser debatir y negociar. “Los inversores están empezando a creer la historia del Gobierno de coordinación entre el soberano y la provincia de Buenos Aires de los planes de deuda”, indicaron especialistas financieros de la región ante la agencia de noticias Bloomberg. Los especialistas señalaron que esperaban mayores detalles sobre el futuro plan económico.

 

Los inversores, según señalan los analistas, temen además por una “jugada fuerte” de Kicillof, de declarar un default, si no consigue la aceptación del 75% de los acreedores.

 

“La situación de Argentina es crítica. El país enfrenta una profunda crisis de deuda”, repitió Guzmán, a tono con lo expresado durante las conferencias de prensa brindadas en el país. El evento consistió en un desayuno en donde la anfitriona, Susan Segal, remarcó que se realizó a sala llena, con la participación de 45 asistentes, entre los que estuvieron el empresario argentino Eduardo Eurnekian.

 

En paralelo, la provincia de Buenos Aires anunciaba una mejora en su oferta para que los tenedores del bono provincial 2021 (BP21) acepten la propuesta de postergar el vencimiento de capital para el 1 de mayo, que estaba previsto para ayer, ya que según dijo ayer Guzmán durante la reunión, Kicillof está logrando una adhesión de apenas 26%, mientras necesita un mínimo de 75% para aplazar dicho pago y no entrar en default.

 

Del encuentro trascendió también que Guzmán pidió “paciencia”, y que sobre el plan económico en particular el ministro respondió que “la prioridad del país es salir de la crisis y poner la economía en funcionamiento para después encarar el pago de las obligaciones”, en línea con lo que vienen declarando desde el Gobierno.

 

Hoy, con el FMI

 

En la agenda de Guzmán, para hoy registra una reunión con funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI) para avanzar en las negociaciones con el organismo sobre la propuesta argentina de posponer los pagos del programa vigente, como parte de sus actividades.

 

Según confirmaron fuentes del organismo internacional a la agencia de noticias Télam, el encuentro tendrá lugar por la mañana y participarán, además del ministro de Economía, el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos; la directora adjunta del departamento para el Hemisferio Occidental del Fondo, Julie Kozack; y el jefe de la misión del Fondo para la Argentina, Luis Cubeddu.

 

El organismo, que había solicitado un plan económico y fiscal para analizar la propuesta argentina de posponer los pagos, mantiene con el país un crédito pautado inicialmente por US$ 57.000 millones, de los cuáles ya fueron desembolsados unos US$ 44.000 millones, y que implican vencimientos muy altos que deberían ser afrontados desde el año próximo.

 

La reunión de hoy no será la primera que Guzmán mantiene con Cubeddu, quien fuera designado como el reemplazante del italiano Roberto Cardarelli como jefe de la misión en el país el pasado 25 de noviembre. Según declaró el propio ministro, ambos mantuvieron un encuentro junto a la directora del organismo, Kristalina Giorgieva, pocos días antes de la asunción oficial del Guzmán en su cargo, el 10 de diciembre.

 

En la víspera, el presidente Alberto Fernández, quien iniciará una gira por Europa para conseguir un aval político en las negociaciones que encarará la Argentina con el FMI, expresó el fin de semana que el país necesita una “definición medianamente rápida” sobre la deuda externa, y ratificó a Guzmán como el único vocero autorizado en la materia.

 

Unidad especial

 

El Ministerio de Economía creó la Unidad de Relaciones Técnicas con el FMI, que tendrá como objeto asistir y asesorar al ministro Martín Guzmán en tareas relativas a la formulación y ejecución de la estrategia de las relaciones con el organismo multilateral de crédito.

 

La misma será presidida por Emiliano Libman, un economista de la Universidad de Buenos Aires, con doctorado en macroeconomía internacional en la Universidad de Massachusetts, en los Estados Unidos, se dispuso a través de la resolución 17/2020 publicada ayer en el Boletín Oficial.

 

Libman es investigador del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (Cedes) y del Centro de Macroeconomía Aplicada de la Universidad de San Martín (Unsam). La unidad que presidirá se encargará de elaborar la estrategia de relación con el FMI; formular propuestas para conducir las conversaciones y negociaciones con el organismo; y articular las relaciones con otros miembros y representantes del gobierno nacional en temas relacionados con el Fondo.

 

Dejá un comentario