Macri: cargo en la FIFA, revuelo político local

29 de enero, 2020

El fútbol, otra vez. Mauricio Macri fue designado ayer presidente de la Fundación FIFA y el hecho generó revuelo en la política local. Sobre todo, en la futbolística. Casi en sintonía, se ganó el rechazo de dirigentes de distintos espacios. De descanso en el Sur todavía, distante del día a día de la política nacional y pensando pasos posibles para no perder su lugar como líder posible de la oposición al Frente de Todos, Macri vuelve al mundo del fútbol como vía para no perder visibilidad desde una posición que pretende estar por encima del tablero.

 

“Con mucha alegría quiero contarles que la FIFA me ha elegido como el próximo presidente ejecutivo de la Fundación FIFA, la organización que busca generar un cambio social positivo a través del fútbol y la educación”, sostuvo Macri en sus redes sociales. “El fútbol llega a millones de chicos, les enseña valores y les acerca herramientas que los van a acompañar siempre. Es un honor para mí poder trabajar junto a la FIFA para que este deporte que me apasiona les brinde a tantos chicos la oportunidad de educarse y progresar”, agregó el expresidente.

 

Luego de dejar la presidencia de la Nación, Macri viajó a presenciar el Mundial de Clubes y descansó en el Sur. Sin apariciones públicas, más allá del video que se conoció el fin de semana pasado de un encuentro con militantes de su espacio en Villa La Angostura, donde repartía culpas sobre los déficit de su gestión y que generó críticas de parte de algunos aliados. “Este es un nuevo rol adicional que desempeñaré con honor, sin descuidar el compromiso que asumí con los argentinos que nos eligieron de seguir representándolos”, concluyó para ratificar que seguirá de cerca la política local.

 

Entre la dirigencia del fútbol argentino el rechazo fue casi unánime. “Es lamentable que el expresidente que nos dejó una deuda casi impagable, más de 50% de pobreza, enemigo de las sociedades civiles en el fútbol y responsable de los últimos cuatro años en el manejo que vive el fútbol argentino, haya sido nombrado al frente de Fundación FIFA”, sostuvo casi de inmediato Rodolfo D’Onofrio, presidente de River Plate. Al que se sumó, en parecidos términos, el presidente de San Lorenzo, Marcelo Tinelli; el de Boca Juniors, Jorge Amor Ameal; y de la propia Superliga, entre muchas otras.

 

En la Casa Rosada, según trascendió, lo que dominó fue una mezcla de sorpresa e incredulidad. “Si lo hubiera hecho hace cinco años, nos ahorrábamos el desastre que dejó”, ironizaron ante una consulta de la agencia NA. “Es una designación absurda porque no representa a nadie”, dijeron desde el Ministerio de Turismo y Deportes.

 

En Juntos por el Cambio, en tanto, la designación no era una posibilidad que se tuviese en cuenta. Ayer hubo reunión de la mesa nacional y lo que dejó en claro fue la necesidad de conservar el espacio sin apresurar la disputa por liderazgos. ¿Logrará Macri, desde el fútbol, mantener el liderazgo de su espacio, revertir las críticas a su gestión (y, ahora, a su desingación) y convertirse en alternativa rumbo a 2023?

Dejá un comentario