En 2019, la producción industrial cayó 4,1%, según Ferreres

22 de enero, 2020

actividad industrial producción industria empleo

Tras un 2019 muy complejo, la actividad fabril no exhibe una recuperación concreta, sin embargo, los indicadores podrían sugerir que ha tocado piso.

 

De acuerdo con el IPI elaborado por Orlando J. Ferreres & Asociados, en el mes de diciembre la producción industrial registró una baja de 0,9% interanual. De ese modo, durante 2019 acumuló una caída de 4,1% respecto al 2018.

 

Sin embargo, la medición desestacionalizada registró una mejora de 1,2% contra noviembre. “La producción industrial logró en diciembre reducir su dinámica bajista, gracias a los buenos niveles de producción que observó el sector alimenticio, tanto en la rama del crushing de oleaginosas como en la faena bovina y avícola”, explicaron desde la consultora. “De todas maneras, este registro cierra un pésimo año para la industria, exhibiendo un desplome de 4,1%, y anotando el segundo año consecutivo en terreno negativo”, agregaron.

 

El sector alimentos, bebidas y tabaco dio impulso al último mes del año, con una expansión de 5,1% respecto al 2018. La suba se debe en gran parte al agro: la performance de la industria molinera fue buena, creció 10,1%, así como las faenas bovina (13,3%) y avícola (11,8%). Asimismo, la rama de elaboración de bebidas siguió reduciendo su caída, anotando para diciembre una contracción de 1,9%. De esta manera, el sector cerró 2019 con un crecimiento de 3,1%.

 

Por otra parte, la rama de la industria de maquinaria y equipo anotó una caída de 7,9% durante el último mes del año. El arrastre se debió mayormente al rojo de la industria automotriz, que no logró levantar cabeza y cayó 29,1%, acumulando para 2019 un desplome de 32,5%, “lo que resultó en el peor año en registro para esta serie desde el 2002”, puntualizaron desde Ferreres. Así, el sector en su totalidad observó una caída de 21,3% en el acumulado de 2019.

 

 

De la misma forma, luego del pésimo registro de noviembre, la producción de metales básicos volvió a anotar una caída, en esta oportunidad de 3,6% anual. Según el informe fue arrastrada por la fuerte caída en la producción de hierro primario (de 40%), mientras que la elaboración de acero crudo cayó 8,4%, y los laminados mostraron crecimientos de 5,2% en el caso de los terminados en caliente, y de 2,4% los terminados en frío. De esta manera, el año 2019 acumuló para este sector una merma de 9,3% respecto de 2018.

 

En cuanto a los minerales no metálicos, la producción de materiales ligados a la construcción registró en diciembre la quinta caída consecutiva, en este caso de 7% interanual. Fue motivada principalmente por la merma en la elaboración de cemento portland, de 9,1%. Así, al cierre de 2019 acumuló una caída de 6,6% anual para el sector.

 

“Para el año que acaba de comenzar, las perspectivas no son alentadoras. Más allá de la intención del Gobierno de reactivar la industria mediante el aliento al consumo, con una política monetaria más relajada y transfiriendo recursos hacia sectores de menores ingresos, entendemos que esta estrategia sólo podrá dar resultados de corto aliento”, concluyó el reporte de Ferreres.

 

 

Dejá un comentario