La frazada corta del BCRA de Pesce

10 de enero, 2020

BCRA Dólar

Un interesante informe del área de Research del Grupo SBS plantea dudas sobre la estrategia del BCRA bajo el comando de Miguel Angel Pesce. Más allá de que reconoce objetivos deseables, como estimular el crédito, moderar la expansión monetaria y bajar la elevada inflación, el BCRA parece estar excedido o, por lo menos, no exento de la famosa “frazada corta”. No casualmente, el informe se intitula “No se puede hacer todo al mismo tiempo”.

 

Sobre la inflación y la visión de Pesce, el informe dice que “parece apoyarse demasiado en el acuerdo social como ancla nominal, restando importancia a la política monetaria”. En sus últimas intervenciones, también ponderó Precios Cuidados y el congelamiento de varios precios regulados por varios meses. La clave, agrega SBS, para que el acuerdo social sea sostenible y efectivo parece estar en la implementación de una política monetaria que modere el crecimiento de la oferta monetaria sin descuidar la consistencia con el resto de los objetivos económicos. De lo contario, y aún en el mejor de los casos (es decir, que el IPC se modere en el arranque de 2020), la desinflación tendrá patas cortas.

 

“A su vez, los objetivos del BCRA para el 2020 parecen mostrar algunas inconsistencias, sobre todo dependiendo de cómo se interpretan ‘las necesidades indispensables de financiamiento del Tesoro’”, dice el reporte. Resulta que Pesce dijo, días atrás, que buscarán reducir la inflación “mediante la administración prudente de la oferta monetaria” teniendo en cuenta “las necesidades indispensables de financiamiento del Tesoro”. Una frase no muy clara sobre cómo se traducirá en el dinamismo de la base monetaria.

 

“Estimamos que en 2020 la base monetaria amplia crecería 31,2% si se financia el déficit primario con emisión monetaria, mientras este valor escalaría al 38,3% si además se acumulan reservas por US$ 250 millones por mes y llegaría a 79,8% si agregamos los vencimientos de deuda en pesos. Como si esto fuera poco, una baja de encajes para estimular el crédito haría que la expansión de la oferta monetaria (M2 privado) exceda largamente la de la base monetaria”, advierte SBS.

 

“No se puede hacer todo al mismo tiempo. Los objetivos del BCRA parecen deseables, pero es importante recordar que son altamente interdependientes y excederse en alguno de ellos podría profundizar otros desequilibrios de la economía. Hasta que la economía se estabilice, parece prudente limitar la expansión monetaria”, agrega el reporte comandado por Adrián Yarde Buller.

 

***

Baja piso de Leliq

El BCRA dispuso ayer una nueva reducción del límite inferior de la tasa de Leliq de 3 puntos, es decir, desde 55% a 52%. “La decisión fue adoptada de acuerdo a los avances en la mesa de concertación del acuerdo nacional, el acuerdo de Precios Cuidados y la cercana modificación de los plazos de la Leliq en la búsqueda de la definición de una curva de tasa de interés en pesos”, agregó el comunicado. Fue la tercera baja dispuesta desde mediados de diciembre: la primera baja había sido de 63% a 58% y la segunda de 58% a 55%.

 

Dejá un comentario