La crisis de año nuevo de Trump: caos en la embajada de EE.UU. en Bagdad

1 de enero, 2020

El asalto a la embajada de Estados Unidos en Bagdad provocó una de las mayores crisis de política exterior de la presidencia de Donald Trump.

 

El presidente norteamericano tuiteó el martes por la tarde: “Irán será completamente responsable de las vidas perdidas o los daños sufridos en cualquiera de nuestras instalaciones. ¡Pagarán un PRECIO MUY GRANDE! Esto no es una advertencia, es una amenaza”. ¡Feliz año nuevo!”.

 

 

Fuera de la embajada, “miles de manifestantes y combatientes de la milicia estaban cantando ‘Muerte a EE.UU.’, arrojando piedras, cubriendo las paredes con grafiti y exigiendo que Estados Unidos se retire de Irak”, informa el NY Times . También confirmaron que varios eran miembros del grupo terrorista Hezbollah, respaldado por Irán.

 

Tras los graves incidentes, un total de 120 marines estadounidenses fueron trasladados a Bagdad hoy, la mayor cantidad desde que ISIS estaba en su apogeo.

 

Trump tuiteó: “Para esos millones de personas en Irak que quieren libertad y que no quieren ser dominados y controlados por Irán, ¡este es su momento!”.

 

Hasta sus recientes ataques aéreos de represalia, Trump se mostró reacio a desatar una guerra de poder contra Irán dentro de Irak.

 

Cuando Irán derribó un avión no tripulado de EE.UU. a principios de este año, el presidente de EE.UU. estaba preparado para atacar varios objetivos iraníes, pero en el último minuto sus instintos más moderados se activaron.

 

Fue cuando los representantes iraníes mataron a un contratista estadounidense recientemente que Trump sintió que no tenía otra opción que devolver el golpe.

 

A diferencia de la mayoría de su equipo de seguridad nacional, Trump ve que tiene muy poco valor una presencia estadounidense en Irak.

 

Incluso algunos de sus asesores externos más moderados le han advertido que un conflicto creciente con representantes iraníes podría convertirse rápidamente en una nueva guerra peligrosa en Medio Oriente.

 

Dejá un comentario