La baja adhesión (26%) obliga a Kicillof a mejorar la oferta

28 de enero, 2020

Kicillof gobernador

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, decidió replantear su oferta a los acreedores del bono provincial 2021 (BP21). Tras la negativa de un salvataje financiero del ministro de Economía, Martín Guzmán, Kicillof había propuesto postergar un vencimiento de capital de US$ 275 millones para el 1 de mayo, que estaba previsto para ayer.

 

El gobernador bonaerense propuso pagar por anticipado los intereses del capital del BP21, equivalente a unos US$ 7 millones, si los tenedores del bono aceptan diferir el pago de capital. Este replanteo se da a días de que venza el último plazo que Kicillof le dio a los acreedores para que confirmen su decisión (el viernes 31 de enero), luego de que el miércoles de la semana pasada, fecha límite para pronunciarse al respecto, no lograra reunir el 75% de adhesión necesaria para postergar el pago y no entrar en default.

 

La nueva oferta de Kicillof se debe a que, hasta el momento, no está logrando la adhesión necesaria por parte de los bonistas. Ayer, en su visita a Estados Unidos en busca de persuadir a los inversores (tanto de la Nación como de la provincia de Buenos Aires), Guzmán, quien días atrás admitió que la estrategia de los gobiernos Nacional y bonaerense está “coordinada”, le dijo, durante una de sus reuniones con inversores que, hasta el momento, Kicillof estaba logrando un respaldo de apenas 26% de los acreedores.

 

Sin embargo, desde el Ministerio de Hacienda y Finanzas del distrito que gobierno Kicillof aseguran que hasta ayer, la provincia de Buenos Aires “ha recibido el apoyo de un importante número de bonistas que reconocieron la razonabilidad de la propuesta realizada”, lo cual tiene poco sustento, ya que, de ser así, el gobernador no estaría formulando nuevas propuestas para intentar convencerlos de que acepten.

 

“Ellos (los acreedores), como la provincia (de Buenos Aires), entienden que existe una situación de sobreendeudamiento que requiere ajustes, por lo que agotar la liquidez atándose a un calendario de vencimientos fijados con anterioridad a la crisis sería irresponsable”, afirmaron desde la cartera económica de Kicillof mediante un comunicado. Fuentes de ese Ministerio le indicaron a la agencia de noticias Télam que “con esta mejora, en total se pagarían alrededor de U$S 7 millones por el concepto de adelanto, que se sumarían al pago de intereses inicialmente previsto para este mes, por U$S 25 millones”. Esto implica que si al 31 de enero el gobierno bonaerense logra la mayoría requerida para diferir el vencimiento de capital, desembolsará alrededor de US$ 32 millones a los acreedores el 31 de enero.

 

Propuesta

 

“La provincia de Buenos Aires reconoce que está solicitando a estos bonistas una medida excepcional, que no requiere de sus demás acreedores en moneda extranjera en esta instancia. Por ello, la provincia ofrece a los tenedores del bono 2021 cancelar de manera anticipada y en su totalidad, dentro de los cinco días hábiles de entrada en vigor de la enmienda que permite el diferimiento propuesto, los intereses relacionados con el capital diferido, por el período del diferimiento, es decir, del 27 de enero al 1 de mayo de 2020”, indica el comunicado oficial de este distrito.

 

De esta manera, según el gobierno bonaerense, los bonistas “recibirían con anterioridad a su devengamiento el pago del interés que en la propuesta inicial, y en condiciones normales, hubiesen recibido una vez efectivamente devengado”. “Tratándose de un instrumento que devenga interés al 10,875%, por cada US$ 1.000 de capital diferido, de ser aprobada la modificación los bonistas recibirían antes de la fecha límite indicado, aproximadamente US$ 28,697916”, precisaron.

 

Según indicaron en el comunicado, se mantiene el plazo límite para este viernes a las 13:00 para que los acreedores del bono provincial se pronuncien respecto a su aceptación o rechazo a la nueva propuesta de la provincia de Buenos Aires.

Dejá un comentario