Kicillof presentó la nueva Ley Impositiva y negocia rápidamente

8 de enero, 2020

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, llamó ayer a la oposición a “actuar con responsabilidad” y “sin beneficiar a los sectores más privilegiados”, al enviar una nueva versión de Ley Impositiva 2020, que no fue consensuada con la oposición, pero que sin embargo, no determinó el corte de las negociaciones según informaron fuentes de la gobernación ante este diario.

 

La iniciativa enviada a la Cámara de Diputados contempla una reducción del 75% al 55% del impuesto Inmobiliario urbano para 1.400.000 partidas, y una reducción de la alícuota de Ingresos Brutos en la producción de medicamentos, dos de los cuestionamientos que había realizado la oposición al proyecto que no acompañaron.

 

Ayer, Kicillof se despachó en redes sociales al asegurar: “Esperamos que la oposición actúe con la responsabilidad que los bonaerenses necesitan; sin desfinanciar a la provincia y sin beneficiar, exclusivamente, a los sectores más privilegiados”, sostuvo, al defender el proyecto que ingreso a la Legislatura, pasado el mediodía.

 

“Esperamos que la oposición actúe con la responsabilidad que los bonaerenses necesitan”, dijo el gobernador.

 

Voces de la oposición señalaron ante El Economista que la negociación continuaba abierta y que seguramente llegarían las respuestas. Desde Juntos por el Cambio, admitieron que en todo momento la exgobernadora María Eugenia Vidal, había monitoreado el proceso de negociación. De hecho, Vidal regresó ayer de su viaje al exterior.

 

“Está encaminado. Pero falta todavía. Acá en la Cámara (Senado) se está avanzando bien”, señaló una voz de JxC que participó activamente de las reuniones.

 

Por su parte, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, lamentó que “otra vez nos quedamos sin interlocutores, nuevamente fallaron”. El hombre de extrema confianza del gobernador explicó que presentaron un proyecto con modificaciones a la oposición y quedaron a la espera de una respuesta que permitiera el envío, con consenso, de la iniciativa, pero esa respuesta no llegó.

 

Las sesiones extraordinarias están previstas para hoy, y el debate comenzará en la Cámara Baja, en donde el oficialismo cuenta con mayoría. El Frente de Todos bonaerense podría tener inconvenientes en el Senado, porque la oposición tiene mayoría. De introducirle cambios al proyecto en la Cámara Alta, deberá volver a Diputados para su aprobación definitiva.

 

Ayer se especuló con la posible ruptura de tres senadores de la oposición, que responden al liderazgo de Emilio Monzó, lo que le permitiría al oficialismo mediante el desempate de la presidenta del Senado (Verónica Magario), obtener la aprobación.

 

El propio gobernador en su cuenta de Twitter difundió los puntos más salientes del proyecto, al sostener que se “reduce el segmento que tendrá incremento por encima de la inflación a menos del 25% de las partidas, sosteniéndose la progresividad del impuesto”.

 

“Los jubilados de haberes mínimos quedan exceptuados del pago del impuesto inmobiliario urbano; se reduce la alícuota de ingresos brutos a los servicios jurídicos, notariales, de contabilidad, auditoría y asesoría fiscal, de diseño especializado, actividades profesionales científicas y técnica y que se reducen las alícuotas a venta en comercios minoristas de almacén, alimentos, kioscos”, puntualizó Kicillof.

 

***

Bono para estatales

Por estas horas, la provincia de Buenos Aires analiza distintas alternativas para obtener el financiamiento para hacer frent al pago de un bono a los empleados públicos bonaerenses. “Va a estar en línea con el de la Nación, estamos buscando alternativas para financiarlo”, explicaron voceros de la gobernación ante este diario. El Gobierno Nacional anunció hace pocos días, que dará un bono de $ 4.000. Desde provincia, y en medio de la discusión por la Ley Impositiva, aseguraron que intentarán no tener que recurrir a la asistencia financiera de la Nación, para otorgar el plus a los trabajadores públicos.

 

Dejá un comentario