Kicillof, desde Israel, a los acreedores: “El 5 de febrero sería la última oportunidad para que acepten”

24 de enero, 2020

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, habló desde Israel donde se encuentra junto a la comitiva del presidente Alberto Fernández, sobre la intensa negociación que mantiene con los acreedores de deuda de la Provincia y adelantó que el 5 de febrero es la fecha límite para que acepten la propuesta de reperfilamiento, que “ya la saben”.

 

“Lo único que estamos diciendo es que no sólo no tenemos los fondos para pagar el capital sino que además hay una política totalmente razonable de no pagar vencimientos de capital mientras se está dialogando por una deuda mucho más grande, porque sería injusto. Estamos pidiendo que esperen hasta mayo, cuando ya esté más establecido el Gobierno”, afirmó Kicillof.

 

En diálogo con radio La Red, el economista aseguró que las conversaciones con los bonistas se desarrollan “en buenos términos” y admitió que no se trata de “una propuesta audaz sino que simplemente se les pide que esperen un poco más así podemos hacer pie”.

 

 

“No propusimos una quita ni nada, solo posponer el pago. Algunos ya aceptaron la oferta y otros pidieron un plazo mayor para decidirse. El fondo que más tenencia posee tiene un 16%, por lo que está todo bastante atomizado. Y necesitás una aprobación de al menos el 75% (para poder reperfilar la deuda). Hacia el 5 (de febrero) sería la última oportunidad para que acepten”, agregó.

 

Por último, volvió a cargar sobre la ex gobernadora bonaerense Maria Eugenia Vidal. “Lo vengo diciendo desde la campaña. Esto es absolutamente preanunciado. La política de Vidal fue por lo menos irresponsable. Ha sido un espanto cómo endeudaron a la Nación y a la Provincia en cuatro años. Por eso llegaron al reperfilamiento, porque no se podía pagar”.

 

Y remarcó que no tienen los recursos para poder efectuar el pago. “Llamamos a todos los acreedores para buscar una solución consensuada y discutida sin tener que pasar por un desorden de ningún tipo, buscando la buena fe. Hoy no tenemos los recursos para pagar y los acreedores lo saben. Es público y evidente”.

 

Dejá un comentario