En Punta del Este, Ingot y Ström ofrecen la primera bóveda 100% robotizada de la región

10 de enero, 2020

Ingot, empresa líder en resguardo de valores, anunció la creación de Strom Ingot, la primera bóveda 100% robotizada de Latinoamérica. Se trata, aseguran, de la mayor innovación para el mercado de alquiler de cajas de seguridad y es producto de una alianza entre Ingot y la uruguaya Ström. Está instalada en el Hotel Enjoy (exConrad) Punta del Este.

 

“Esta alianza constituye un paso muy importante para nuestra empresa en el proceso de expansión regional. Los clientes tendrán un amplio rango horario para acceder a alquilar una caja de seguridad de martes a sábados de 10 a 20 y domingos y lunes de 10 a 18, con la mayor seguridad y confidencialidad, en un entorno único”, afirma Juan Piantoni, Ceo de Ingot.

 

Ström Ingot utiliza la última tecnología en resguardo de valores que funciona mediante una bóveda robotizada, desde la que el usuario puede acceder a su caja de seguridad en un horario extendido, mucho mayor que el horario que ofrecen los bancos.

 

Ingot es la primera empresa en Argentina, que ofrece el servicio privado integral de guardado de valores más completo de América Latina, con los más altos estándares de seguridad. Bóvedas privadas para individuos, instituciones, empresas y coleccionistas de obras de arte. Desde la empresa, dicen: “Es la solución de vanguardia, definitiva y segura para resguardar objetos de valor. En Ingot, los alquileres de las cajas de seguridad son nuestro único negocio por eso lo convertimos en una experiencia de excelencia”. El Economista dialogó con Piantoni sobre el nuevo lanzamiento.

 

Ingot se instaló en Argentina en octubre pasado. ¿Cuál es el objetivo y qué oportunidad vieron?

En octubre inauguramos la casa central de Ingot en pleno microcentro porteño, principio para un crecimiento regional muy importante que tenemos previsto desarrollar en los próximos años, a razón de 3 sucursales por año, no sólo en el país si no en la región. El mercado de alquiler de cajas de seguridad privadas tiene un gran potencial de crecimiento no solo en Argentina si no en la región, siguiendo la tendencia internacional que comenzó hace muchos años, principalmente en Europa y Estados Unidos. En lo últimos años, con la aparición de las fintech y bancos digitales, ese proceso de reconversión del servicio, originalmente prestado por los bancos, se aceleró, abriendo una gran oportunidad a empresas especializadas en el resguardo de valores.

 

¿Dónde están ubicados y qué servicios ofrecen?

Estamos en pleno corazón de Buenos Aires en Corrientes 629. En Ingot ofrecemos un servicio integral de alquiler de cajas de seguridad para individuos y empresas. Alquiler de salas de reuniones para negocios y escrituras, tenemos la primera bóveda de criptowallet y de obras de arte, únicas en la región. En Ingot le damos un especial lugar al arte, mediante muestras itinerantes de artistas locales, servicio de curaduría y restauración y acuerdos con empresas especializadas en el traslado.

 

¿Qué es lo que los distingue de sus competidores y de otros servicios más tradicionales como las cajas de seguridad de los bancos?

La principal diferencia está en la especialización en el resguardo de valores y en el servicio. En seguridad, tenemos protocolos, procesos y auditorias continuas, sumado a la más moderna tecnología, mediante nueve niveles de acceso que incluyen detectores de metales, puertas blindadas, molinetes de alta seguridad, control biométrico de huella, rostro e iris y personal in situ permanente en un bunker de máxima seguridad, sumado a más de cien cámaras instaladas, sensores y barreras infrarrojas. En cuanto al servicio, tenemos una gran oferta de tamaños (9 en total) y cerca de 6.300 cajas para ofrecer al público, a través de bóvedas diseñadas específicamente para individuos, empresas e instituciones, resguardo de criptowallet y obras de arte. Nuestro horario extendido de lunes a viernes de 9.30 a 18.30 y sábados de 10 a 14 es muy beneficioso para nuestros clientes. Nuestro foco está en la calidad de atención, cuidar cada detalle ofreciendo un entorno único, preservando la confidencialidad y privacidad de nuestros clientes.

 

Acaban de inaugurar la primera bóveda 100% robotizada de Latinoamérica, en alianza con Ström e instalada en el Hotel Enjoy de Punta del Este. ¿Cuál es el objetivo?

Efectivamente, hemos dado un primer paso muy importante para el crecimiento regional y para el posicionamiento de la última innovación en resguardo de valores, con un servicio 100% automatizado y la instalación de la primera bóveda robotizada de la región. Esta es la primera de las sucursales automatizadas que instalaremos, tanto Uruguay, Argentina y la mayoría de los países de América Latina. El cliente busca un servicio que le brinde la mayor seguridad, pero al mismo tiempo agilidad, sofisticación, selfservice y la más absoluta privacidad, además de vivir una experiencia única. Eso lo ofrecemos hoy con Ström Ingot y en breve lo haremos con i24 by Ingot en Argentina.

 

¿Nos puede contar un poco de los precios de sus servicios?

El costo de nuestros servicios no es una limitación para la toma de decisión de resguardar los valores en el lugar correcto. Con relación a los bancos, estamos en el mismo precio que las principales instituciones del país. Como referencia, una caja chica de 10x15x60 tiene un costo anual de $17.100, con IVA incluido, con una cobertura de US$ 50.000, pudiendo ampliar la misma hasta US$ 300.000. Lo fundamental es que el cliente antes de tomar una decisión, venga a conocer Ingot y descubra la verdadera seguridad.