Hay mucha congestión en el puerto de Ushuaia

9 de enero, 2020

El presidente de la Dirección Provincial de Puertos (Dpp) de Tierra del Fuego, Roberto Murcia, admitió ayer que el puerto de la ciudad de Ushuaia se encuentra congestionado por la superposición de operaciones de cruceros turísticos, buques de carga y pesqueros, y que algunas embarcaciones esperan varios días para poder ingresar a la terminal fueguina.

 

Murcia dijo comprender el reclamo de empresas navieras, muchas de ellas transportistas de materiales de construcción, insumos industriales, víveres o medicamentos, pero explicó que el problema obedece a una “desinversión en infraestructura” que están “intentando solucionar”.

 

“Las operatorias en esta época del año son complicadas porque conviven las actividades de descargas con el movimiento de pasajeros, abastecimiento de combustible, agua y víveres para los cruceros. Y todo se hace en un único muelle”, señaló el funcionario.

 

En ese sentido, confirmó que la prioridad de amarre la tienen los cruceros turísticos, en especial los antárticos que necesitan abastecerse y realizar tareas logísticas, mientras que los barcos portacontenedores o los pesqueros sólo pueden entrar a puerto cuando se produce un lugar disponible.

 

Según Murcia, la misma situación se produce “desde hace diez años”, aunque se fue agravando con la mayor afluencia de tráfico marítimo.

 

“El Gobierno Nacional encaró años atrás la ampliación del muelle pero la empresa adjudicataria abandonó los trabajos y la obra fracasó. Ahora estamos priorizando hacer una ampliación de 80 metros del muelle con fondos propios, que podría estar licitándose en marzo”, indicó el titular de la Dpp en declaraciones a medios locales.

 

Un muelle exclusivo

 

Otra solución, más de fondo, es la construcción de un muelle exclusivo para las actividades de carga, pesca y buques científicos, que fue proyectada por una consultora en un sitio próximo pero que tiene un valor aproximado de US$ 50 millones.

 

“La provincia no tiene hoy esos recursos pero puede ampliar el muelle actual y mejorar, incluso, el sitio de amarre de los catamaranes turísticos. Son obras que se han enmarcado en una ley de emergencia sancionada por la Legislatura y para las que se han afectado $990 millones de un endeudamiento tomado por la provincia”, detalló Murcia.

 

Con un frente de atraque extra de 160 metros (80 metros por lado) el puerto de Ushuaia pretende salir de la actual congestión de actividades, mientras las autoridades gestionan recursos ante la Administración General de Puertos (Agp) para el proyecto del muelle exclusivo de cargas.

 

“Mientras tanto tenemos que convivir con la realidad que tenemos. La desinversión no es una novedad pero tampoco se soluciona de un día para el otro. Lo importante es que el Gobierno provincial actual ha demostrado una vocación para resolver estos problemas en el corto plazo”, concluyó el funcionario fueguino.