Guzmán buscará persuadir a inversores en Estados Unidos

27 de enero, 2020

Wall Street Argentina trump crisis ADR

El ministro de Economía, Martín Guzmán, viajó ayer a la ciudad de Nueva York. Con una agenda intensa entre hoy y mañana por la tarde, cuando regresará el país, Guzmán tendrá la misión de transmitir la voluntad de pago de la Nación ante el inminente inicio del proceso de reestructuración de deuda, cuyo proyecto de ley será debatido este jueves en la Cámara de Diputados.

 

Adicionalmente, en ese marco, el titular de la cartera económica también buscará persuadir a los acreedores de la provincia de Buenos Aires (del bono BP21), ante el proceso encarado por el gobernador de ese distrito, Axel Kicillof, sobre postergar hasta el 1º de mayo un vencimiento de capital que estaba previsto para ayer 26 de enero. En tanto, Kicillof busca ganar tiempo para alinearse con la propuesta nacional.

 

La agenda de Guzmán en la ciudad estadounidense, según fuentes oficiales, incluye para hoy por la mañana la participación en un foro organizado por el Council of Americas. Allí, ante un auditorio compuesto por hombres de negocios y tenedores de deuda, el ministro hablará sobre macroeconomía y deuda.

 

Por la tarde, mantendrá una serie de encuentros con funcionarios del Tesoro de Estados Unidos. El martes, antes de su regreso al país, el ministro tendrá una reunión con directivos del Fondo Monetario Internacional (FMI). Del encuentro participarán el jefe de misión para la Argentina del organismo multilateral, Luis Cubeddu, y la economista estadounidense Julie Kozak.

 

El viaje de Guzmán a Nueva York se da días antes de que la Cámara Baja debata el proyecto de ley de “Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa”, que fue enviado por el ministro la semana pasada, el cual pide facultades para el Gobierno para que reestructure la deuda de ley extranjera. Se espera que el proyecto sea aprobado, a partir de las posiciones que han ido adelantando desde los bloques partidarios en ambas cámaras.

 

Al día siguiente, el viernes, vence el nuevo plazo que Kicillof le dio a los tenedores del BP21 para que confirmen su decisión frente a la propuesta de prorrogar el pago, luego de que el miércoles de la semana pasada, cuando vencía la fecha para que los acreedores aceptaran o no aplazar el vencimiento, el gobernador bonaerense no lograra reunir la adhesión del 75% de los inversores.

 

Ayer, durante una entrevista con el canal C5N, el presidente Alberto Fernández se refirió al tema de la deuda y apuntó nuevamente al FMI como corresponsable de la crisis que atraviesa el país. Fernández reiteró que el país no tiene “la imposibilidad de pagar bajo estas condiciones”, por causa de la “enorme irresponsabilidad del gobierno de entonces y la complacencia del FMI”. “La idea es que podamos crecer, podamos importar dólares y podamos pagar. Pero primero sacar a Argentina de la crisis social y económica”, afirmó.

 

Respecto a negociación de la deuda de la Nación, aseguró que se necesita “una definición rápida”. “Guzmán tiene una agenda cargada donde el tema de la deuda es principal. Yo le pido a ustedes los periodistas que recuerden que estamos en una negociación y que cualquier cosa que se diga puede tener consecuencias, confabulaciones que compliquen el escenario. Martín es el encargado de este tema y el otro vocero ocasional soy yo, que claramente sé que está haciendo Martín”, indicó el Mandatario.

 

En cuanto al vencimiento de deuda de la provincia de Buenos Aires, dijo: “El problema que tuvo la Nación en términos de deuda lo tuvieron otras provincias y Buenos Aires es una de ellas. Creció muchísimo en los último cuatros años y la deuda es una suma de deuda de antes de 2015 y la irresponsable deuda posterior. Axel está trabajando incansablemente. Otras provincias como Mendoza y Chubut también están endeudadas en dólares. Eso complica las cosas”.

 

“Hay que dejarlo hacer a Axel porque lo que plantea está bien. Argentina no quiere caer en default, pero tampoco quiere pagar a costa del bienestar de la mayoría de los argentinos. Por eso hay que hacer lo que hizo Axel, parar la pelota, postergar el pago y llamar a negociar con racionalidad con los acreedores para analizar lo que le pasa a la economía argentina”, afirmó, mientras que sobre deuda de las provincias señaló que varios gobernadores le dijeron que “fueron inducidos desde el Gobierno Nacional a endeudarse a esas tasas y fue una trampa”. “También los gobernadores tienen responsabilidad de haber aceptado esa inducción porque podrían haberse negado como lo hizo Santa Cruz”, aseguró.

 

Dejá un comentario