Frentes externos activos con Bolivia y Uruguay

15 de enero, 2020

El escenario regional está tenso para el presidente Alberto Fernández. Si bien mermó la tirantez con el mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, el refugio al expresidente boliviano, Evo Morales, comienza a traerle dolores de cabeza al Presidente. Tras las declaraciones del líder boliviano a favor de la  conformación de milicias armadas en su país, la UCR y la Coalición Cívica (CC) pidieron quitarle el estatus de refugiado. A este punto, se suma una advertencia que Fernández lanzó al presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, sobre la posibilidad de que ese país relaje sus controles impositivos para que se radiquen argentinos.

 

“¿Podemos seguir refugiando a Evo Morales?”, fue el título de un escueto pero duro comunicado del Comité Nacional de la UCR, que lidera el exgobernador mendocino Alfredo Cornejo, en el que el partido se pronunció por quitarle el respaldo al expresidente de Bolivia. “Las declaraciones de Morales atentan contra la paz y la democracia del país vecino, que está en pleno proceso de normalización de sus instituciones. Las amenazas de su ex mandatario no ayudan en nada a los bolivianos”, afirmó la UCR.

 

El líder del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados, el radical Mario Negri, anticipó que promoverá un pedido de explicaciones a Solá.“Hemos confundido la calidad de refugiado con un comité de campaña.  La evaluación política de Evo Morales convalidando la violencia debería tener un poco de pudor. Vamos a pedir que el canciller vaya al Congreso para saber qué piensa el Gobierno al respecto”, dijo a radio Continental.

 

La CC de Elisa Carrió también exigió que se le quite el estatus de refugiado al expresidente boliviano, quien ayer denunció “la detención ilegal del exministro de Gobierno, Carlos Romero” en Bolivia. El bloque de diputados de la CC presentó un proyecto de resolución en el que subrayó que “lejos se encuentra Morales de ser una víctima de persecución política al que deba otorgarse refugio en nuestro país”. Tras remarcar que realizó elecciones “fraudulentas”, los diputados alineados con Carrió plantearon que “las recientes declaraciones del exmandatario han dejado en claro sus intencionalidades terroristas, al llamar a tomar las armas a la población civil”. El apoyo a Morales, que está en la Argentina desde mediados de diciembre pasado, le trajo varios dolores de cabeza al presidente Fernández. Entre otras repercusiones, el gobierno de Estados Unidos pidió que el exmandatario de Bolivia “no abuse de su estatus de refugiado”.

 

Uruguay es otro frente para Fernández. En una entrevista televisada le hizo recomendaciones al próximo presidente del Uruguay, Lacalle Pou. “El Frente Amplio hizo un trabajo tan prolijo para que Uruguay deje de ser un paraíso fiscal y dejar de favorecerse con el dinero obtenido espuriamente en otros lados, que si yo fuera Luis (Lacalle Pou) y me preguntaran, le diría que lo pensaría dos veces”, señaló al opinar sobre un posible proyecto del nuevo mandatario para otorgar beneficios fiscales a los argentinos que se radiquen en Uruguay.

Dejá un comentario