Fernández y Massa pulen la agenda legislativa

7 de enero, 2020

En el mediodía de ayer, el presidente Alberto Fernández y el titular de la Cámara Baja, Sergio Massa, mantuvieron un almuerzo de trabajo durante el que analizaron la agenda legislativa para las sesiones extraordinarias.

 

Según pudo reconstruir este diario, el Presidente y el titular de Diputados hablaron sobre la situación económica del país, y el agitado escenario internacional que incluye Medio Oriente, y en especial los episodios del domingo en la Asamblea Legislativa venezolana, en la que no se le permitió participar a la oposición. participar.

 

Tal como informó este diario, desde el oficialismo pretenden que el próximo 22 de enero vuelva a sesionar la Cámara de Diputados. El Presidente prorrogó el período de sesiones extraordinarias hasta el 29 de febrero. Por la mañana, Massa se reunió con el ministro de Economía, Martín Guzmán. Según trascendió, conversaron sobre como ajustar las necesidades del área económica a la agenda legislativa.

 

Uno de los puntos sobre el que conversaron largamente Fernández y Massa fue la creación del Consejo Económico y Social. El Presidente viene impulsando la constitución por ley de un organismo en el que estén representados los empresarios, los sindicatos, el oficialismo, la oposición y el ámbito académico, que funcionaría como un órgano de consulta permanente además de ser una usina generadora de propuestas.

 

Dentro del conversado también estuvo presente la idea de alcanzar un acuerdo de precios y salarios, aunque no necesariamente dicho tema deba pasar por el Congreso y tampoco hubo mayores precisiones de cómo se implementaría.

 

Fernández, le solicitó a Massa que hasta el inicio del período ordinario de sesiones, el Congreso se mantenga activo.

 

Dentro de los proyectos que el oficialismo pretende tratar a partir del 22 de enero se destaca el de las jubilaciones de privilegio que alcanzan a diplomáticos y jueces. La iniciativa surgió luego de la polémica que generó la sanción de la Ley de Solidaridad Social, que estableció el congelamiento por 180 días de la fórmula de actualización jubilatoria.

 

Probablemente también se aborde la readecuación del Consenso Fiscal firmado durante la gestión de Mauricio Macri en 2017. Las modificaciones a dicho pacto pasan por devolverle la potestad a las provincias de administrar el cobro a los ingresos brutos, tributo que se preveía iría en disminución. En un contexto de merma de la actividad económica y caída de la recaudación, las arcas provinciales podría obtener un mejor flujo de ingresos si recuperan esa facultad. .

 

El Gobierno, a su vez, también tiene en carpeta la confección de un proyecto de ley que le otorguen un marco de estabilidad a las inversiones a Vaca Muerta, en el contexto de restricción externa que urge al Gobierno a la obtención de divisas genuinas por mayores exportaciones.

 

Según dejaron trascender fuentes del oficialismo, también se apunta a enviar al Congreso un proyecto para la creación del Consejo de Seguridad y otro destinado a ampliar los créditos para las pymes.

Dejá un comentario