El oficialismo apunta a reactivar Diputados

3 de enero, 2020

Luego del intenso debate por la Ley de Solidaridad Social, el Congreso cerró sus puertas y postergó debates para el verano, a la espera de las negociaciones con el FMI y los acreedores externos, que le permitan al Gobierno delinear su primer proyecto de Presupuesto.

 

Con el período de sesiones extraordinarias extendido por convocatoria del presidente Alberto Fernández hasta el 29 de febrero, fuentes legislativas del Frente de Todos aseguraron ante este diario, que si bien no hay confirmación, se prevé que el próximo 22 de enero la Cámara de Diputados vuelva a sesionar, en principio con dos temas bien definidos a los cuales se podrían sumar otros.

 

Por un lado, terminar de aprobar la readecuación del Pacto Fiscal impulsado desde la Casa Rosada.

 

El principal aspecto de readecuación es la posibilidad que tendrán las provincias de administrar el cobro del impuesto a los Ingresos Brutos, que en el acuerdo alcanzado con la administración de Mauricio Macri en 2017 se había establecido que fuera disminuyendo paulatinamente.

 

En un contexto de caída de la recaudación y problemas financieros para las arcas de muchas provincias, la modificación del Pacto que había alcanzado Cambiemos con 23 gobernadores y el jefe de Gobierno (San Luis fue la única provincia que no firmó) buscará darle mayor capacidad recaudatoria a las economías provinciales que tiene problemas incluso con el pago de salarios.

 

La readecuación ya cuenta con media sanción de la Cámara Alta realizada durante diciembre.

 

El otro punto que tendría prioridad para tratarse, es el de las jubilaciones de privilegio, tema que generó polémica en el marco del debate de la Emergencia. Puntualmente los dos regímenes que se tratarán serán los de los diplomáticos y los jueces.

 

En línea con el reclamo social que emergió, senadores y diputados mantendrán sus dietas congeladas durante los próximos seis meses, de acuerdo con dos decisiones administrativas firmadas por la presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, y por su par de la Cámara Baja, Sergio Massa.

 

El documento frenó por 180 días “los incrementos de cualquier carácter sobre la remuneración mensual de las Señoras Diputadas y Señores Diputados, autoridades superiores y personal político de la H. Cámara de Diputados de la Nación”.

 

Un gesto del sistema político, sobre todo luego del malestar social causado por la suspensión de la fórmula que actualiza las jubilaciones.

 

El Gobierno, a su vez, trabaja en una legislación que “blinde” Vaca Muerta para la llegada de inversiones. El propio Fernández reconoció en una reciente entrevista que desde el oficialismo ya están trabajando en la confección de la norma que permita la llegada de dólares genuinos, en un marco de restricción externa y un acuciante calendario de pago.

Dejá un comentario