El mercado argentino tuvo su mejor día en mucho tiempo

10 de enero, 2020

bonos graficos bolsa riesgo incertidumbre

Por Luis Varela 

 

En un día en el que el único punto oscuro externo fue la acusación de Canadá y de Estados Unidos de que Irán derribó el avión ucranio en el que murieron 176 personas, China confirmó que el 15 de enero firmará el acuerdo comercial en Washington y los legisladores británicos confirmaron que en veinte días se concreta el Brexit. Y con esas señales hubo una gran descompresión, con baja para el oro y el petróleo, suba general para el dólar, buenos precios para los granos, un gran día para Wall Street, y un resultado inmejorable para el mercado financiero argentino, con el mejor día en mucho tiempo.

 

En el exterior el dólar subió 1,3% en Chile, 0,8% en Brasil, 0,3% contra el yen y 0,2% contra la libra y el mexicano, y no cambió contra el euro. Y junto con eso hubo una dura caída del 4,1% para el petróleo y bajas de hasta el 1,3% para los metales preciosos, con precios muy firmes para los granos, tanto en Chicago como en la Bolsa de Rosario. Y debe tenerse en cuenta que lentamente cambia el costo del dinero mundial: después de ocho meses con tasa negativa, los bonos franceses rinden 0,06% anual.

 

Todo ese combo generó un día brillante para Argentina. Las lluvias tonificaron el mercado de granos. Mientras en Chicago el trigo subió 1,7%, el maíz achicó 0,3% y la soja bajó 0,5%, en Rosario hubo suba del 2,3% para el trigo, alza del 0,8% para la soja y baja del 0,7% para el maíz.

 

Este nuevo esquema de tranquilidad hizo que el mercado cambiario local estuviera muy ofrecido, lo cual hizo que el Banco Central volviera a comprar dólares, para evitar que el precio del billete bajara. Y, al mismo tiempo, continuó achicando el nivel de tasas de interés, desde las Leliq, hasta inducir una baja en la tasa de los plazos fijos, a su nivel más bajo en un año.

 

El dólar turista se mantuvo enarbolado en $ 81,87. El dólar oficial bajó 1 centavo hasta $ 62,98. El blue se mantuvo sin cambios a $ 76,50. El dólar mayo
rista siguió congelado en $ 59,82. Y, por compras, hubo un incremento de US$ 257 millones en las reservas del Banco Central que llegaron, hasta US$ 45.417 millones.

 

Mientras tanto el contado con liquidación bajó 41 centavos hasta $ 77,86. Y el dólar Bolsa (mep) fue el único firme, ya que trepó $ 1,41 hasta $ 76,22. Así, la brecha entre el oficial y el blue se ubicó en el 21,5% y la diferencia entre el ccl y el mayorista está en el 30,2%. Y, medidos en pesos, el euro bajó 12 centavos hasta $ 66,34, el real bajó 12 centavos hasta $ 14,60 y la libra bajó 30 centavos hasta $ 78,05.

 

El BCRA decidió realizar varios cambios, con una nueva regulación para las fintech, y una baja de hasta 2 puntos de los encajes para entidades que financien a pymes al 40%. Y decidió achicar del 55 al 52% la tasa de las Leliq, en el tercer movimiento de este tipo: el primero había sido el 19 de diciembre, de 63% a 58% y el segundo, el 26 de diciembre, de 58% a 55%. Y ahora a 52%.

 

En paralelo con esto, los bancos siguieron bajando las tasas de los plazos fijos: pagaron 36% anual por plata chica y 39% por plata grande, por lo que Argentina ya tiene las tasas de interés más bajas de los últimos doce meses. Hay expectativa por los siguientes movimientos de los inversores.

 

Hoy paga renta y amortización el bono de Misiones (MI31) y las ON de RAGHSA (RAC2O), de RIBEIRO (RIR1O y RIR20) y de TARJETA NARANJA (T402O). Y ayer se conocieron los primeros estados contables con cierre a diciembre.

 

Esto se da en línea con la rueda con más volumen de los últimos tiempos para los bonos argentinos, y con algunas subas de precios ciertamente espectaculares. El 80% de lo operado en bonos se transó en siete papeles: AY24 29%, TC20 17%, AF20 13%, TO23X 6%, TC20X 6%, AF20X 6% y AY24X 4%. Y, con triple volumen operado, en los extremos se vieron saltos del 10% al 43% para los bonos TC23, PBA5X, TO26, AF20Y, TC20D, BP28, TC20, TC21, TC20X, TC20Z, TVPP, TO21X y TC20Y. Con bajas del 1% al 2,4% para los bonos BDC20, BPLDD y PR13.

 

La mejora del dólar y el anuncio de los chinos le dio impulso a Wall Street: los índices de la Bolsa de Nueva York volaron, ya que subieron entre 0,7% y 0,8% a nuevos máximos. Mientras que la Bolsa de San Pablo bajó 0,3% y la de México subió 0,2%.

 

Y donde también hubo sonrisas fue en el mercado bursátil local. Con más negocios ($ 828 millones), la Bolsa de Buenos Aires subió 2,5%. GF Galicia reunió el 25% de los negocios, YPF el 15% y Pampa E el 10%. En los extremos se registraron alzas del 3% al 10,7% para Patagonia, Morixe, Grupo Clarín, Central Puerto, Banco Supervielle, Banco Francés, Pampa E, G.F. Galicia, Banco Macro, Banco Patagonia, Comercial del Plata y TGS. Con bajas del 7% para Fiplasto, del 6,4% para Petrolera del Conosur, y retrocesos del 1% al 2,9% para Bodegas Esmeralda, Ausol, Havanna, Aluar, Hipotecario, San Miguel y Tglt.

 

Mientras que los ADR argentinos que cotizan en Nueva York mostraron subas entre el 1% y el 3,9% para Galicia, TGS, Macro, Pampa E, Ternium, Edenor, Tenaris e Irsa I y baja del 1% para Cresud.

 

En commodities, por último, hubo una dura caída del 4,1% para el petróleo, hasta US$ 59,36 por barril. Se desinflaron los metales preciosos: el oro bajó 0,6% y la onza de plata perdió 1,3%. Los metales básicos estuvieron mixtos: el níquel subió 0,4%, el aluminio mejoró 0,2% y el cobre bajó 0,5%. En Chicago: el trigo subió 1,7%, el maíz achicó 0,3% y la soja bajó 0,5%. En Rosario hubo suba del 2,3% para el trigo, alza del 0,8% para la soja y baja del 0,7% para el maíz. Y llegan versiones competidoras y el bitcoin cede de nuevo: bajó 1,2% con bajas mayores en el resto de las criptomonedas.

 

***

BCRA regula pagos PSP

 

El directorio del Banco Central estableció, por la Comunicación A 6.859, normas que ordenan el funcionamiento de las cuentas de pago ofrecidas por los proveedores de servicios de pago (PSP) para proteger a los usuarios financieros. Así, “se da un paso inicial valioso para la regulación de los PSP para alinearse con otros países de la región y de Europa que ya cuentan con un marco normativo para los prestadores de servicio de pago (PSP)”, sostuvo la entidad.

 

El BCRA definió a los PSP como “las personas jurídicas que, sin ser entidades financieras, cumplan al menos una función dentro de un esquema de pago minorista, tal como ofrecer cuentas de pago”.

 

Una de las medidas dispuestas consiste en que los fondos de los clientes acreditados en cuentas de pago ofrecidas por los PSP “deberán encontrarse en cuentas a la vista, en pesos, en entidades financieras del país y, en todo momento, disponibles con carácter inmediato ante su requerimiento, por un monto al menos equivalente al que fue acreditado en la cuenta de pago”. Además, los PSP podrán, a pedido de sus clientes, aplicar los saldos de las cuentas de pago en fondos comunes de dinero y se requerirá al PSP que los saldos invertidos se informen de manera separada del resto.

 

“Estas disposiciones deberán estar implementadas, como máximo, al 31 de enero”, concluyó la entidad.

 

Según se rumorea, le llegará el turno a la AFIP, que prepara un decreto para que la CVU también grave Impuesto a Créditos y Débitos en el caso de los sujetos alcanzados, o sea, para las personas jurídicas.

Dejá un comentario