Cruces en Seguridad desataron una tormenta

14 de enero, 2020

El fuego cruzado entre los responsables de la cartera de Seguridad a nivel nacional por un lado y de la provincia por el otro generó una polémica que movió las estructuras del oficialismo. Las diferencias entre Sabina Frederic y Sergio Berni llegaron hasta el presidente Alberto Fernández, que respaldó a su funcionaria y recibió una réplica del ministro bonaerense. A este escenario tirante se sumaron las críticas de referentes de Juntos por el Cambio, que encontraron un resquicio para golpear al nuevo gobierno y lo aprovecharon.

 

Berni desafió a Frederic con sus opiniones a favor del uso de las pistolas Taser, que la funcionaria nacional rechaza.

 

El fin de semana, el Presidente defendió a Frederic y reprendió a Berni, en declaraciones que formuló en una entrevista con Horacio Verbitsky. “Sería bueno que se ocupe de la provincia de Buenos Aires, que tiene muchos problemas para resolver, básicamente. Sabina expresa exactamente lo que yo creo que hay que hacer en materia de seguridad. Tiene todo mi aval, con todo mi apoyo y estoy seguro de que está en la senda correcta y el resto son opiniones de alguien”, fue la réplica de Fernández dirigida a Berni.

 

Ayer, el ministro de Seguridad no se llamó a silencio y se afianzó en su postura al responderle al Presidente. “Las declaraciones de Alberto Fernández las tomo con mucho respeto, no solo porque es el Presidente, sino el representante de nuestro espacio político. Alberto dice claramente que la ministra expresa lo que él piensa en materia de seguridad, y está muy bien y es lógico que así sea”, dijo Berni a radio La Red. Pero agregó que “eso no significa que la ministra exprese lo que pensamos la mayoría de los bonaerenses” y que “nadie es dueño de la verdad”.

 

“No se puede manejar la seguridad de un país en medio de hostilidad entre ministros”, señaló la exministra Bullrich.

 

El contrapunto dentro del oficialismo dejó un flanco débil que Juntos por el Cambio aprovechó para plantear sus críticas. “No se puede manejar la seguridad de un país en medio de hostilidad entre ministros”, señaló la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en declaraciones al canal A24.

 

Varios legisladores de Juntos por el Cambio se plegaron a los cuestionamientos ante los cortocircuitos oficiales. “Que el referente en seguridad de la provincia más poblada del país y la ministra de la Nación tengan criterios diferentes en la materia deja a la intemperie a los ciudadanos para con los delincuentes”, consideró el titular dela UCR, Alfredo Cornejo. El jefe del Interbloque de Juntos por el Cambio en Diputados, Mario Negri, dijo en Twitter que, “si manda la ideología a la hora de combatir a los delincuentes, seguro gana la muerte”. Y el diputado Luis Petri afirmó que Berni y Frederic polemizan “pero en el fondo ambos adhieren a Eugenio Zaffaroni”.

 

La polémica entre los ministros se remonta a cuando el gobierno de Fernández llevaba menos de diez días en el poder. Berni desafió a Frederic con sus opiniones a favor del uso de las pistolas Taser, que la funcionaria nacional rechaza. “Estoy a favor de las Taser y lo dije siempre. La ministra nunca anduvo con un arma por la 9 de Julio con 200 personas esperando cruzar un semáforo. Hay lugares donde el uso de la Taser es imprescindible”, fue la frase que detonó un conflicto que no terminó y sigue vigente.

 

***

Santa Fe: alerta tras otro crimen

 

La ola de crímenes en Rosario no se detiene y ayer sumó una nueva víctima, la número catorce en lo que va del año. Un hombre fue asesinado a balazos a pocas cuadras del Casino City Center, el mismo lugar que fue escenario de otro crimen en la noche del sábado. Marcelo Saín, ministro de Seguridad de Santa Fe, pidió mayor presencia de gendarmes en la provincia. “Tenemos claramente identificado el mapa del delito, pero tenemos que coordinar una mesa operacional”, dijo al diario Clarín.

 

Dejá un comentario