Con trámite fluido, la ley de deuda marcha hacia la media sanción

29 de enero, 2020

El Gobierno se encamina a confirmar el primer paso para su ley de deuda, en una sesión extraordinaria que tendrá lugar hoy en la Cámara de Diputados. El oficialismo logró que la iniciativa tuviera dictamen ayer en un plenario de comisiones y, si bien Juntos por el Cambio no firmó el dictamen y negocia algún gesto para sus gobernadores y sus deudas, no trabaría la votación. El lavagnismo firmó el dictamen junto al Frente de Todos, que busca que la semana que viene la propuesta sea ley.

 

La Cámara de Diputados fue el escenario de reuniones importantes ayer. Al plenario de las comisiones de Presupuesto y de Finanzas en el que se redactó el dictamen favorable al proyecto de “Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa”, se sumó una reunión del presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, con diputados y gobernadores de Juntos por el Cambio. Desde el interbloque de ese espacio esperan que el proyecto termine incluyendo un pedido de los gobernadores para que las deudas provinciales ingresen en la letra de la ley, punto que se negocia todavía.

 

La iniciativa oficial obtuvo 27 firmas para el dictamen en la Comisión de Presupuesto, que preside el oficialista Carlos Heller, y 16 en la de Finanzas, liderada por la también oficialista Fernanda Vallejos. Del plenario de comisiones participaron funcionarios del área económica. El interbloque de Juntos por el Cambio había solicitado la presencia del ministro Martín Guzmán, pero el titular de la cartera de Economía está en Estados Unidos, negociando con bonistas y con el FMI. Los funcionarios que se acercaron a explicar el proyecto fueron Sebastián Soler, subprocurador del Tesoro de la Nación, y Cristian Dellepiane, subsecretario legal del Ministerio de Economía.

 

“Hay deudas que comprometen a las provincias con el Tesoro y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad”, aseveró Negri.

 

Además de los diputados del Frente de Todos, aportaron sus firmas al dictamen legisladores del interbloque Federal (bancada que responde a Roberto Lavagna y que lidera Eduardo “Bali” Bucca) y del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo (de José Luis Ramón).

 

La bancada lavagnista tiene 11 integrantes, mientras que la liderada por Ramón está conformada por 8. Esos votos se sumarían en la sesión especial de hoy a los 119 diputados del Frente de Todos. Juntos por el Cambio, que no firmó ningún dictamen, tiene un interbloque de 116 integrantes, que no obstruiría el avance de la ley en la Cámara Baja, que sesionará para tratarla este mediodía, en el marco de las sesiones extraordinarias a las que convocó el presidente Alberto Fernández.

 

Negociación abierta

 

Si bien varios referentes de Juntos por el Cambio, incluida Elisa Carrió, anticiparon una postura favorable, el interbloque aspira a lograr un gesto del oficialismo hacia los gobernadores y sus deudas provinciales para cerrar su apoyo al proyecto del Gobierno. Ayer, Massa recibió en su despacho a los mandatarios Gerardo Morales (Jujuy), Rodolfo Suárez (Mendoza), Gustavo Valdés (Corrientes) y Horacio Larreta, en una comitiva que estuvo liderada por los referentes parlamentarios Mario Negri (UCR), Alvaro González (PRO) y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), y que también acompañó el presidente de la UCR y diputado nacional, Alfredo Cornejo.

 

“Esta ley demanda un gran consenso nacional. Todos los bloques debemos aportar nuestra mejor voluntad y dejar a un lado cualquier diferencia, para construir este acuerdo y empezar a tener una economía sustentable”, tuiteó Massa tras el encuentro.

 

La comitiva de Juntos por el Cambio pidió incluir en la ley que impulsa el oficialismo las deudas de las provincias en moneda nacional con organismos como la Anses y el Tesoro Nacional. “Tenemos el compromiso de resolver el problema del endeudamiento externo en moneda extranjera. Tenemos predisposición de acompañar. Pero tenemos una seria preocupación porque, además de eso, hay una serie de deudas que comprometen a las provincias de todos los colores políticos con el Tesoro y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad”, resumió Negri.

 

Las negociaciones con Massa, y con Máximo Kirchner, quien se sumó más tarde a la reunión, no finalizaron en acuerdo, pero las charlas quedaron abiertas y se esperaban nuevos encuentros entre opositores y funcionarios, como el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Juntos por el Cambio podría aceptar un compromiso del oficialismo que atendiera sus pedidos por fuera del texto que se votará este mediodía.

Dejá un comentario