Cancillería condenó los hechos en Venezuela

6 de enero, 2020

felipe solá canciller venezuela

El convulsionado escenario internacional, obligó al gobierno de Argentina a fijar posición.

 

Los hecho ocurridos ayer, en Venezuela, en donde a la oposición se le prohibió acceder a la Asamblea Legislativa despertaron el malestar de la comunidad internacional.

 

Para el Gobierno, en el que conviven distintas visiones sobre le realidad venezolana, el tema es espinoso aunque prevaleció la posición de los que tienen una opinión crítica. Es por so, que el canciller Felipe Solá demoró en salir a cuestionar lo sucedido. “Impedir por la fuerza el funcionamiento de la Asamblea Legislativa es condenarse al aislamiento internacional”, sostuvo y agregó “el Gobierno argentino viene intentando por todos los medios que el diálogo y los acuerdos sean el camino para la plena recuperación del funcionamiento democrático de la República Bolivariana de Venezuela”.

 

Durante la jornada de ayer, fueron varias las voces de la oposición en la Argentina, como la de Mario Negri o Patricia Bullrich, quienes habían reclamado el pronunciamiento y la condena a los episodios, por parte del gobierno de Alberto Fernández.

 

“Resultan inadmisibles para la convivencia democrática los actos de hostigamiento padecidos por diputados, periodistas y miembros del cuerpo diplomático al momento de procurar ingresar al recinto de la Asamblea Nacional, para elegir a las nuevas autoridades de su junta directiva”, sostuvo la Cancillería ayer, en un comunicado.

 

Durante el fin de semana, Solá también se vio obligado a pronunciarse sobre los hechos ocurridos en Irak, con la muerte de Qasem Soleimani .

 

Ayer, el canciller afirmó que “el Gobierno argentino ve con mucha preocupación los recientes acontecimientos violentos en Medio Oriente por sus potenciales consecuencias desestabilizadoras en esa región y en el mundo”, a través de su cuenta en redes.

 

“Por ello instamos a los gobiernos en conflicto a hacer un esfuerzo para contener la tensión, evitar cualquier tipo de escalamiento y propender por una salida pacífica basada en el ejercicio de una diplomacia constructiva, con el compromiso de las organizaciones internacionales”, siguió el funcionario en un hilo de tuits.

 

En ese comunicado se hizo un llamado a contener la tensión y trabajar en pos de “una salida pacífica y negociada” que evite nuevas escaladas, teniendo en cuenta que esos hechos “en un mundo global y consecuentemente hiperconectado, tienen el potencial de tener consecuencias directas en todo el planeta”.

 

“Nosotros, los argentinos, podemos dar testimonio de lo dicho. En nuestro pasado reciente hemos sido víctima al menos en dos oportunidades de actos de terrorismo internacional”, señaló el texto divulgado durante el fin de semana, en referencia a los ataques contra la Embajada de Israel y la AMIA.

 

Los hechos en Venezuela se produjeron en un momento en el cual hay versiones que indican que hay desagrado en Washington con la posición de Argentina frente a la dictadura de Maduro y que eso tendría como consecuencia el retaceo del apoyo al país en las negociaciones con el FMI.

Dejá un comentario