Camino arduo para ajuste de Arcioni: Legislatura parada y tensión sindical

21 de enero, 2020

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, enfrentará esta semana un escenario complejo en el que buscará hacer avanzar su paquete de ajuste para la provincia. El sendero aparece difícil, ya que debe ser aprobado en una Legislatura que está paralizada por una medida de fuerza de sus trabajadores y, además, ya cosechó un fuerte rechazo gremial en la provincia.

 

El gobernador envió el proyecto de restructuración del Estado a la Legislatura, donde hoy lo explicará el ministro de Economía, Oscar Antonena, con el objetivo de que se vote el jueves. Pero los empleados legislativos están de paro por tiempo indeterminado desde ayer, debido a la falta de pago de sus salarios y ese escenario impediría la sesión del jueves. “No podrán sesionar”, dijo Ángel Sierra, dirigente gremial de la Asociación de Empleados Legislativos (Apel).

 

El proyecto que quiere aprobar Arcioni es clave para su gobierno, que atraviesa una profunda crisis por falta de fondos para pagar en tiempo y forma los salarios de los empleados estatales. La iniciativa consta de doce puntos, entre ellos el congelamiento de salarios en la administración pública por seis meses, una mayor presión impositiva y la reducción de la planta política. Como gesto, el gobernador prometió no cobrar su sueldo por seis meses.

 

En caso de que la Legislatura pueda sesionar el jueves y el proyecto del gobernador resulte aprobado, se activará otro frente de tormenta, porque los gremios nucleados en la Mesa de Unidad Sindical (MUS) ya anunciaron su rechazo a las iniciativas y prevén medidas de fuerza para oponerse. El jueves se movilizarán a la Legislatura para rechazar el paquete.

 

Cuando se dieron a conocer las medidas, la semana pasada, la MUS difundió un comunicado en el que criticó las iniciativas, que constituyen “un brutal ajuste a los trabajadores de Chubut”. Prometen paralizar el Estado si el plan del gobernador se aprueba en la, por el momento, inactiva Legislatura, en Rawson.

Dejá un comentario