Caen los precios de inmuebles en GBA: bajaron 13% interanual en diciembre

20 de enero, 2020

Compra de inmuebles cayó 40,7% en octubre inmobiliario mercado

Los anuncios de departamentos de dos y tres ambientes ya transparentan una retracción interanual de los valores en el Gran Buenos Aires, aseguró un informe de Reporte Inmobiliario. La caída interanual entre diciembre de 2019 e igual mes del año 2018 fue de 13% en promedio.

 

Se trata de la cuarta baja trimestral consecutiva y la tercera en la comparación interanual de las cotizaciones. Así, los precios ya se retrotrajeron a niveles previos del boom hipotecario UVA.

 

El valor actual del m2 promedio alcanzó U$S 2.118 frente a los U$S 2.434 /m2 registrados en diciembre del 2018.

 

La zona sur del GBA posee la tasa de caída más alta, con 18,6 %, seguida por zona oeste con 15% mientras que en el norte del GBA, dice el informe, “los valores se defendieron mejor en sus publicaciones, siendo la baja interanual promedio del 7,8%”.

 

Las caídas en el GBA, agrega, son más profundas que las de la Ciudad de Buenos Aires, “distrito en el que nuestra última medición dio una caída interanual del 4,4%”.

 

El director de Reporte Inmobiliario, Germán Gómez Picasso, dijo que la única manera de que se reactive con fuerza el mercado inmobiliario es si hay “una baja real de los precios”.

 

Según La Nación, la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, se comprometió a convocar a una mesa de diálogo sectorial en los próximos 30 días. El objetivo es que estén representadas todas las partes (brokers, desarrolladores, escribanos y constructores), también el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis y no se descarta la participación de la AFIP y el BCRA. El objetivo es claro: resucitar un mercado moribundo y volver a reactivar el sueño de la casa propia. Días atrás, Bielsa anunció que los que reciban créditos hipotecarios para vivienda única no deberá pagar el impuesto PAIS para comprar dólares. En el sector saludaron la medida, pero dicen que hace falta más.

 

Dejá un comentario