Alerta roja de Interpol para el ex jefe de Nissan Carlos Ghosn

3 de enero, 2020

La Interpol emitió ayer un aviso rojo pidiendo al Líbano que arreste a Carlos Ghosn, el ex presidente de Nissan que huyó del arresto domiciliario en Japón por Beirut.

 

Las investigaciones sobre la fuga de Ghosn están en marcha en Japón y Turquía, donde se detuvo el avión privado que tomó desde Tokio. Siete empleados del aeropuerto y pilotos fueron arrestados en Estambul.

 

Ghosn, que tiene ciudadanía libanesa, brasileña y francesa, fue arrestado a fines de 2018, y había estado esperando juicio en Tokio por cuatro cargos de mala conducta financiera, acusaciones que siempre ha negado y que, según él, fueron inventadas como parte de un intento de destituirlo de su cargo como presidente de Nissan.

 

Durante los últimos siete meses había estado viviendo en una casa grande, un antiguo edificio de la embajada, en el centro de Tokio, con estrictas condiciones de libertad bajo fianza mientras esperaba la decisión hermética de los fiscales japoneses. En ese lapso, Renault bloqueó la pensión de Ghosn y alegó que había violado los “principios éticos” del grupo.

 

Según explicaron los investigadores a cargo del caso, la fuga de Ghosn se habría planeado con la ayuda de agentes de seguridad privada desde octubre.

 

En tanto, el ex presidente de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, negó en un comunicado el martes que “huyó de la justicia” al escapar al Líbano.

 

“Ahora estoy en el Líbano y ya no seré rehén de un sistema de justicia japonés manipulado donde se presume la culpa, la discriminación es rampante y se niegan los derechos humanos básicos, en flagrante desprecio de las obligaciones legales de Japón en virtud del derecho internacional y los tratados que está obligado para defender … He escapado de la injusticia y la persecución política “, dijo en un comunicado publicado en varios medios internacionales.

 

 

Dejá un comentario