Argentinos: la estrategia de Lacalle Pou para aumentar la recaudación en Uruguay

10 de enero, 2020

Por Enrique Pizarro

El Presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, anticipó que planea mediante beneficios fiscales atraer empresarios extranjeros para que se radiquen en ese país. Su foco estará puesto principalmente sobre los argentinos: espera captar 100.000 en cinco años. El plan del próximo mandatario uruguayo es flexibilizar regulaciones para el ingreso de capitales y se prevé que esto estaría acompañado de rebajas impositivas.

“Para recibir inversiones extranjeras, los países utilizan dos cosas para ser competitivos: nivel de impuestos y seguridad jurídica”, explicó ante El Economista Martín Litwak, abogado especializado en planificación patrimonial internacional. “Lacalle Pou asume en un contexto en el que tenemos países de la región que han bajado impuestos o mantenido impuestos bajos y que han mejorado mucho su relación con el mundo. Brasil y Paraguay son dos ejemplos muy claros. Entonces, si él quiere recibir inversiones extranjeras, sabe que tiene que competir con esos destinos”, afirmó.

“Por otro lado, se le presenta la oportunidad de tentar a los argentinos que tradicionalmente han ido e invertido en Uruguay, porque Argentina está haciendo todo lo contrario. Argentina siempre ha sido un expulsor de capital y de talento, y lo va a seguir siendo”, lamentó el especialista. “Eso es lo que Lacalle Pou de alguna manera quiere aprovechar”, señaló.

De acuerdo con Litwak, lo que el Presidente electo uruguayo buscará es aumentar la recaudación. “Ese es su objetivo. Él no está haciendo beneficencia. Se dio cuenta de una manera mucho más inteligente que, por ejemplo, el Gobierno argentino, que reduciendo impuestos y ampliando el número de contribuyentes va a aumentar la recaudación en lugar de bajarla”, aseguró. “Eso está explicado entre otras cosas en la curva de Laffer: cuando aumenta el caudal de gente que paga impuestos, se pueden reducir los impuestos, y a la vez la recaudación aumenta”, añadió.

Por su parte, Diego N. Fraga, socio de Rctzz Abogados, señala que desde hace un tiempo existe una tendencia en las empresas e individuos de alto poder adquisitivo residentes en Argentina que optan por instalarse en Uruguay. “Lo hacen no sólo por su más benigno sistema tributario, sino también por otros motivos, como la seguridad jurídica, la libertad para el movimiento de capitales y hasta por la seguridad personal”, explicó Fraga en diálogo con El Economista.

“En los últimos tiempos este proceso se ha acentuado, sobre todo por las marchas y contramarchas impositivas, particularmente en los últimos tramos del Gobierno anterior y con la asunción del nuevo Gobierno, que para cerrar las cuentas ha desplegado medidas tributarias bastante agresivas con los sectores de medios y altos ingresos. Ese potente avance no sólo se ha visto a nivel federal, sino también en las provincias y municipios. Y peor aún si a ello se le suma el factor cambiario, que dificulta el flujo de capitales”, indicó Fraga.

El especialista en tributos coincide en que la estrategia de Lacalle Pou es “bastante inteligente”, que aprovecha “el descontento que genera este voraz ajuste contra el sector privado argentino”, y de esta manera propicia la radicación de nuevos individuos, empresas y capitales para seguir potenciando su desarrollo.

“Es necesario que en Argentina, pasado este momento de urgente necesidad de equilibrar las cuentas públicas, el actual Gobierno y toda la clase política repiensen el oprobioso peso de todo el sistema tributario y las trabas que genera en el crecimiento. Esto es necesario para pasar a un verdadero modelo de desarrollo e inversiones”, resaltó Fraga.

Relocalización

Según Litwak, desde las PASO ha habido mucha gente que ha empezado a averiguar para armar estructuras fiduciarias afuera del país, y algunos ya se fueron. Los principales destinos son España, Uruguay y Estados Unidos. “Con estas medidas de Lacalle Pou, seguramente se incline más la balanza hacia Uruguay, especialmente por las cercanías geográfica y cultural, además de ser relativamente más barato para iniciar. Creo que esto va a incentivar”, estimó.

Según datos del Banco Central de Uruguay, los argentinos tienen depositados en ese país cerca de US$ 3.000 millones.

Dejá un comentario