Anticipo con Macron, reunión caída con Putin

24 de enero, 2020

El presidente Alberto Fernández participó ayer en la ciudad de Jerusalén del Foro Internacional de Líderes en Conmemoración del Día Internacional de Recordación del Holocausto y la Lucha contra el Antisemitismo, junto a cuarenta líderes mundiales. Entre ellos, sus pares de Francia, Emmanuel Macron. Y de Rusia, Vladimir Putin. Con el primero tuvo un breve encuentro, como anticipo de la visita de Fernández a París, la semana que viene. Con el segundo, tenía acordado una bilateral, que se cayó debido al retraso del mandatario ruso. Además, Fernández se saludó con Mike Pence, el vicepresidente de Donald Trump, en su primer contacto personal con un alto mando de la Casa Blanca.

 

El diálogo con el presidente francés se dio antes del inicio del Foro, en el auditorio del Museo del Holocausto. Allí intercambiaron saludos cordiales y se detuvieron en algunos aspectos formales de la visita pautada. El Presidente tiene previsto viajar a Francia el 5 de febrero para reunirse con Macron, en el marco de una gira que comenzará el 31 de enero en el Vaticano con un encuentro con el papa Francisco, seguirá en Italia el 3 de febrero con una reunión en Roma con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y el 4 de febrero con el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, en Madrid.

 

El encuentro con Putin, en tanto, se canceló luego de que el mandatario ruso llegara tarde al homenaje a las víctimas del Holocausto y se retirara rápidamente antes de poder concretar el encuentro. No obstante, cuando el Jefe de Estado argentino se levantó para depositar una ofrenda, Putin, al verlo, se paró de la primera fila para saludarlo.

 

La reunión con Putin se había acordado a partir de una gestión de la vicepresidenta Cristina Kirchner. Así lo confirmó el diputado nacional Eduardo Valdés, que forma parte de la comitiva argentina que se encuentra en Jerusalén. “Esto es todos para uno y uno para todos. Cristina tuvo mucho que ver con la decisión de venir”, sostuvo el ex embajador argentino ante el Vaticano. Según había dejado trascender el Gobierno, el encuentro fallido era “el único” del líder ruso en su fugaz paso por Jerusalén.

 

La intención del Presidente es fortalecer los lazos con las principales potencias buscando que éstas puedan servir como nexo para que las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional y los acreedores externos, uno de los desafíos más importantes de su gestión en el primer semestre de gobierno. El ministro de Economía, Martín Guzmán, busca “reperfilar” la deuda de US$ 44.000 millones que la Argentina tiene con el Fondo y señaló en las últimas horas que las negociaciones avanzan “con un tono constructivo”, sin aceptar condiciones del organismo.

 

 

La agenda de Fernández en Israel continuó con reuniones con Reuven Rivlin y con el primer ministro del país anfitrión, Benjamin Netanyahu, respectivamente.

 

Fernández emprenderá su regreso al país el próximo viernes y aterrizará en territorio argentino a primera hora del sábado 25.

Dejá un comentario