Advertencia de la Liga Bioenergética por crisis del sector: resaltan parálisis y posibles despidos

28 de enero, 2020

La Liga Bioenergética, que agrupa a las principales empresas y cámaras de biocombustibles del país, hizo una advertencia al Gobierno que “no todos pueden esperar a que se solucione la macro y por eso solicitaron una audiencia al ministro Kulfas”.

 

“Entre 2018 y 2019 la política en biocombustibles ha sido errática, con nulo control de la aplicación de la ley y un marcado desinterés oficial respecto al tema, todo eso sumado a las indefiniciones actuales respecto a los precios regulados, dan forma a la tormenta perfecta para las industrias del sector”, precisaron.

 

Además resaltaron que “ya con casos de empresas cerradas en 2019, otras en convocatoria de acreedores, con más de 3.000 puestos de trabajo perdidos y con plantas e ingenios totalmente paralizados porque el precio no cubre el costo de la materia prima, la situación hoy tiene como consecuencias previsibles y lamentablemente ineludibles si se sigue así, las cesantías y despidos. En un sector que genera empleo en diez provincias, desde los campos hasta las industrias, poner en peligro miles de fuentes laborales es poner en riesgo a las economías provinciales y en alerta sobre otros posibles conflictos”.

 

Además resaltaron que “Argentina necesita sí o sí utilizar biocombustibles por razones de calidad y de capacidad refinadora, el camino en el que desaparecen las pymes sólo llevará a concentrar la producción en los mismos de siempre, un virtual monopolio energético, ilegal, que no le conviene a la gente y menos aún al sector productivo argentino que verá como el costo de todos los costos,, el de la energía, será definido por dos o tres jugadores. Y para demostrar esto, hoy las petroleras mientras no compran biodiésel a las pymes, están importando gas-oil con nuestros escasos dólares a $63, sin pagar impuestos, un verdadero sacrilegio económico, social y ambiental”.

 

Por otra parte, frente a la tensión generada con el mercado de las naftas de los últimos años advirtieron que “no hay ninguna contradicción entre los biocombustibles y la explotación de los combustibles fósiles, lo ha demostrado Brasil con más de cuarenta años de desarrollo de una matriz energética variada. El punto aquí no es bios contra petróleo, el punto es qué modelo productivo queremos, ¿queremos seguir agregando valor en origen o queremos seguir acumulando miseria en los grandes centros urbanos? ¿Queremos ser federales realmente o nos vamos a seguir rasgando las vestiduras por la pobreza de algunas provincias? Los biocombustibles son una de las respuestas, seguro que hay que ordenar muchas cosas más, pero no podemos pensar que la concentración de los factores va a solucionar las necesidades de Argentina”.

 

Desde la liga, destacaron que “entendiendo que la situación del país es muy compleja, el sector que produce más de 10% de los combustibles que se usan en el país, puede aportar soluciones, para eso solicitamos una audiencia al Gobierno. Dialogando vamos a cuidar las fuentes laborales, el ambiente y el federalismo”.

 

Los problemas para el sector se agudizaron en los últimos años por varios motivos. Entre ellos la devaluación que encareció el precio de las naftas. Pero además el sector apostaba a incrementar el corte obligatorio con las naftas para el biodiesel y el bioetanol para incrementar la producción local y volcarla al mercado interno algo que fue desatendido durante la gestión de Macri.

 

Dejá un comentario