Aborto, deuda externa y lucha contra el hambre en la agenda con el Papa Francisco

23 de enero, 2020

En su primer encuentro entre el papa Francisco con Alberto Fernández como presidente, el viernes 31, en El Vaticano, tres temas aparecen como preponderantes. Por un lado, la lucha contra el hambre. La Iglesia forma parte del Consejo Federal Argentina contra el Hambre y, en particular, el Papa apoya con fuerza la iniciativa del Gobierno Argentino. Por el otro, Fernández intentará obtener del pontífice algún gesto de apoyo a la renegociación de la deuda externa que su gobierno encara como objetivo primordial para los próximos meses. Además, Fernández le comunicará personalmente que promoverá el proyecto de interrupción voluntaria de embarazos, compromiso asumido con su electorado, tratando de que esto no afecte la buena relación entre ambos.

 

El encuentro con Francisco será parte de la segunda gira de Fernández, luego de que el fin de semana regrese de su viaje a Israel. Sin delegación confirmada, la reunión está prevista en la Biblioteca del Palacio Apostólico, el mismo lugar en el que recibió a Mauricio Macri en su primera visita como Presidente. Desde el Gobierno esperan que la cumbre se prolongue más de los 22 minutos que el pontífice le concedió entonces al Primer Mandatario.

 

La última visita de Fernández al Papa fue en agosto de 2018, en ocasión de un encuentro en la residencia de Casa Santa Marta del que también participaron el dirigente chileno Carlos Ominami y el brasileño Celso Amorim. En diciembre pasado, la primera dama, Fabiola Yañez, se había reunido con Francisco junto a otras cuatro primeras damas latinoamericanas en el marco de la inauguración de la nueva sede de la fundación pontificia Scholas Occurrentes, creada por Francisco a partir de sus experiencias como cardenal porteño.

 

En la relación entre ambos, dos miembros de la Iglesia argentina resultan clave. Por un lado, Oscar Ojea, obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina. Por el otro, Carlos Tissera, obispo de Quilmes y presidente de Cáritas. Ellos son los interlocutores principales del Gobierno en el programa de lucha contra el hambre y también en el tema aborto. Fernández pretende, en esta visita, decirle cara a cara que es un hecho su apoyo a la iniciativa en favor del aborto legal, que dejará claro en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso Nacional del 1º de marzo próximo. Con la expectativa de que esto no genere tensión en una relación que tiene muchos puntos afines.

 

Por otra parte, trascendió que Fernández no formalizaría ninguna invitación de visita del Papa a Argentina, como se especula. En Casa Rosada consideran que no es momento para concretar la visita, en un año en el que el aborto estará en discusión. En El Vaticano comparten la apreciación. Por otra parte, Argentina no va a ser una prioridad para el Papa en un año atravesado por demasiados conflictos globales y problemas internos de la Iglesia. Por caso, el pontífice recibirá este sábado al presidente de Irak, Barham Saleh, un día después de la audiencia que tendrá con el vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence, y en medio de las versiones de un viaje del pontífice al país asiático para el primer semestre.

 

***

Mensaje a Davos

 

El papa Francisco pidió ayer a los participantes del Foro de Davos que dejen a un lado “la mera búsqueda de poder o ganancia” al construir políticas públicas, y animó a “sectores empresariales y gobiernos” a trabajar por “soluciones equitativas” para el mundo. Además, el pontífice recordó la obligación moral “de colocar a la persona humana, en lugar de la mera búsqueda del poder o la ganancia, en el centro mismo de la política pública”. “Este deber, además, incumbe a los sectores empresariales y gobiernos por igual, y es indispensable en la búsqueda de soluciones equitativas a los desafíos que enfrentamos”, afirmó. Según el Papa, con “demasiada frecuencia, las visiones materialistas o utilitarias conducen a prácticas y estructuras motivadas en gran parte, o incluso únicamente, por el interés propio”

Dejá un comentario