A contramano de Argentina, el mundo liquidó impuestos mucho más rápido por la tecnología

7 de enero, 2020

afip impuestos

Por Federico Schweizer Teresa Gómez – Carlos Quian & Asoc.

 

Si hay una industria que revolucionó el mercado durante el 2019 fue la tecnología. La explosión de las fintech combinada con la Inteligencia Artificial (IA) hizo que, en pocos meses, nos acostumbremos a que nuestra vida se resuelve en segundos, y muchas veces desde un celular.

 

Desde servicios de mensajería y correo, financieros, bancarios hasta los de turismo y delivery de comida se realizan tecnológicamente. Hoy la tendencia natural de cualquier sector es saber que entrará en una revolución gracias a la tecnología.

 

En Argentina esa tendencia se replica para todo. Sin embargo, los contribuyentes se quejan y dicen “para todo, menos para liquidar impuestos”.

 

A pesar de varios indicios de modernizar los sistemas y plataformas, lo cierto es que, a la hora de liquidar impuestos, la AFIP no ha logrado satisfacer a su “clientela” y simplificar los sistemas aplicativos de liquidación. Incluso no ha conseguido regularizar una plataforma de servicios estable y de conexión permanente. Para los que frecuentamos el mundo de Twitter, ya no es noticia encontrarnos con las quejas permanentes de los contribuyentes y de sus asesores que pierden conexión durante los procesos de liquidación, o peor aún, no logran ingresar al sistema.

 

En lo personal, como contribuyente sufro al observar constantes cambios de rumbo, de autoridades, la aparente reticencia a modificar los estándares de las plataformas, y las constantes incógnitas normativas hasta último momento. Estos son los factores determinantes para que, ya ingresando en el año 2020, los contribuyentes continuemos utilizando plataformas basadas en tecnologías de más de 20 años de antigüedad, como el SIAP. ¿Cuántos contribuyentes argentinos quisiéramos durante el mes de enero que nuestros asesores nos liquiden el impuesto a las ganancias? Sin embargo, se debe esperar a mayo para contar con un sistema dispuesto, probado, en correcto funcionamiento y “aggiornado” con la legislación vigente.

 

A contramano de ello, observamos que las modernas tecnologías a nivel mundial han hecho que sea, sustancialmente más sencillo y rápido, pagar impuestos. Eso afirma el World Bank Group mediante su estudio anual de la administración de impuestos “Paying Taxes 2020”.

 

El informe destaca las ventajas importantes que las administraciones de impuestos proporcionan a sus contribuyentes si integran los avances tecnológicos. En Brasil y Vietnam, el tiempo necesario para cumplir con las obligaciones fue 23% inferior en 2018 que en 2017.

 

Desde el 2012, el tiempo medio para cumplimentar con las obligaciones de impuestos es de 27 horas menos, con una media de un 4,4 menos de pagos necesarios. Los avances tecnológicos impulsaron ambas mejoras.

 

En Argentina, las empresas necesitaron durante el 2019 un promedio de 311 horas para cumplimentar con todas las obligaciones tributarias. Para tener un parámetro de comparación, en Hong Kong y Qatar se necesitaron menos de 40 horas y en Suiza, 63 horas. Argentina está rankeada en el puesto 171 de las 212 jurisdicciones evaluadas.

 

Las nuevas tecnologías ofrecen a las administraciones tributarias múltiples herramientas para hacer que los procesos de liquidación y pago de impuestos sean más eficientes y sencillos, y éstas evolucionan de forma constante.

 

Es importante para las administraciones tributarias estar actualizadas con los desarrollos de la tecnología y explotarlos para el beneficio de ellos mismos, de nosotros los contribuyentes y de nuestros asesores.

Dejá un comentario