Veto de transportistas al bono para camioneros

La Fadeeac planteó que las empresas no pueden pagar el plus que piden los Moyano. Estos tienen el paro como carta posible

6 de diciembre, 2019

MOYANO CAMIONEROS

Con la amenaza latente de que el sindicato de camioneros active un paro, la Federación de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) comunicó que las firmas que la integran no están en condiciones de pagar el bono de fin de año de $20.000 que reclama el gremio que lidera Hugo Moyano. La noticia tensa aún más un conflicto que, además, incluye el pedido gremial de reabrir las paritarias del sector.

 

La federación de transportistas de cargas emitió un comunicado en el que manifestó que abonar una suma extra es imposible. “En el marco del reclamo publicitado por los representantes sindicales fuera de lo acordado en paritarias libres y vigentes, indicamos que no negamos la necesidad, sino que la gravedad hace imposible el pago. Muchas de nuestras empresas enfrentan el abismo”, se consignó en el texto de la entidad conducida por Mario Eliceche. “Nunca negamos, cuando la economía lo permitía, pagar una suma a fin de año. Hoy es imposible”, resaltó la federación de transportistas.

 

La Fadeeac, además de plantear que no hay posibilidades para abonar el plus salarial, les pidió a los Moyano que no activen medidas de fuerza. “Mantenemos nuestra apertura al diálogo permanente, solicitamos a las autoridades sindicales que nos acompañen en el reclamo de emergencia (del sector del autotransporte de cargas) que nos ayudará a subsistir a todos, y no obstaculicen el poco funcionamiento que tiene el sector con medidas que, además, son cercanas al incumplimiento de la conciliación obligatoria dictada hace días”, resumieron los empresarios.

 

“Nunca negamos, cuando la economía lo permitía, pagar una suma a fin de año. Hoy es imposible”, resaltó la Fadeeac.

 

Los camioneros tendrán hoy un congreso, en el que podrían definirse los pasos a seguir tras la negativa de la federación empresaria, según comentó a El Economista una fuente sindical. Pablo Moyano advirtió el lunes, en declaraciones radiales, que “va a haber un paro general de 24, o 48 horas, si las empresas no firman el bono”.

 

Desde el Gobierno, al filo del cierre de su gestión, declararon la conciliación obligatoria en el sector. Esa decisión, que rubricó el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, fue a fines de noviembre y rige por 15 días.

 

El gremio reclamó el lunes frente a la Secretaría de Trabajo por el pago del bono y la apertura de paritarias. “La cámara empresaria la puso este gobierno. No vamos a bajar los brazos en el reclamo del bono”, dijo en esa protesta Marcelo Aparicio, secretario gremial de los camioneros.

 

El sindicato también protestó frente a la sede de la Fadeeac, entidad con la que los Moyano firman los acuerdos paritarios y con la que tienen otro frente latente, por cambios en el convenio colectivo del sector que la federación quiere discutir y el gremio resiste.

 

Moyano se diferenció de la CGT con su reclamo de bono de fin de año. Esta semana, se reunió a solas con el presidente electo, Alberto Fernández, con temas como la definición del titular de la Secretaría de Transporte en la agenda.