Reclamo de Iata por vuelos sustentables

La organización aérea pidió a los gobiernos impulsar nuevas soluciones tecnológicas y políticas para lograr vuelos sustentables

13 de diciembre, 2019

Low cost: el Gobierno eliminó el piso para los pasajes aéreos

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata) hizo una recomendación a los gobiernos para que “impulsen soluciones tecnológicas y políticas de manera tal que volar pueda ser sustentable” y reclamó que “en el futuro inmediato

 

se puedan usar biocombustibles en la aviación ya que tienen el potencial de eliminar la huella de carbono hasta en 80%”. “En los últimos diez años la industria aérea obtuvo un incremento anual de 2,3% en la eficiencia en el consumo de combustible a través del modelo conocido como Corsia, que es el de compensación y reducción de carbono para la aviación internacional”, destacó el director ejecutivo de Iata, Alexander De Juniac.

 

“Nos comprometimos a mejorar la eficiencia del combustible en un promedio de 1,5% anual entre 2009 y 2020 y estamos logrando que sea de 2,3%”, resaltó al hablar a la prensa en la ciudad suiza de Ginebra, que este año fue sede de la reunión en la que el organismo hace un balance anual del sector.

 

Al cerrar el global media day, como se conoce a este encuentro anual de la organización aérea, indicó que “apuntamos a un crecimiento neutral en carbono a partir de 2020 hasta el 2050, con una medida global que nos permitirá limitar las emisiones netas y generará unos US$ 40.000 millones en fondos climáticos durante la vigencia del esquema”.

 

De Juniac explicó que “desde que el combustible sustentable para la aviación (SAF) se certificó por primera vez para su uso en operaciones comerciales en 2009, más de 215.000 vuelos comerciales han operado utilizando alguna mezcla de este combustible bajo en carbono en 40 aerolíneas y 6.000 millones de litros en contratos de compra”.

 

Aviones que no utilizan fósiles

 

“La industria cree que se podrá alcanzar 2% del combustible global para aviones de fuentes no fósiles para 2025, lo que podría crear un punto de inflexión para la producción y el costo del SAF. Las 14 instalaciones de producción que operan actualmente, en construcción o en las etapas finales de financiamiento y planificación, llevan a la industria un largo camino hacia la meta de 2%”, destacó.

 

Además insistió en el papel de los gobiernos en la transición energética, en la que se ha avanzado en el desarrollo exitoso de soluciones solares y eólicas para la generación de energía, pero reclamó que “la aviación debería ser la prioridad para los combustibles líquidos sostenibles”.

 

“La electrificación de vehículos de carretera es probada, escalable y está en el mercado hoy en día, pero la aviación debería ser una prioridad política, porque no tiene una opción de electrificación a corto plazo”, subrayó de Juniac.

 

En 2019, “más de cuatro mil millones y medio de pasajeros y 61 millones de toneladas de carga serán transportados a nivel mundial, esta cantidad de pasajeros y carga será transportada a través de una red de 22.000 pares de ciudades únicas, conectadas a través del aire y es más del doble de rutas que existían en 2018”, indicó por otra parte.

 

Además indicó que “volar cada vez es más accesible. La tarifa promedio en 2019, con cargos e impuestos es, en promedio, 62% más barata de lo que era en 1998, ajustada a la inflación”.