Protocolo para casos no punibles: “Tendrá todo el respaldo del Gobierno, fue intimidatorio lo que pasó”

Lo anunció el ministro Ginés González García. Un veto de Macri había generado tensión y la renuncia de su secretario

13 de diciembre, 2019

conferencia gines gonzalez

Ginés González García, ministro de Salud designado por Alberto Fernández, inició su gestión ocupándose de un tema polémico. Anunció un nuevo protocolo para casos de aborto no punible, después de los chispazos que levantó un veto de Mauricio Macri a una resolución de su ministro, Adolfo Rubinstein, que derivó en la renuncia del funcionario en el cierre del mandato del líder del PRO.

 

Según explicó el ministro de Salud en una conferencia de prensa que brindó ayer, el protocolo –que se publicará hoy en el Boletín Oficial– “describe cual es la situación del aborto en Argentina y en el mundo y, por supuesto, como se debe proceder desde el conocimiento, qué deben hacer los equipos de salud, cual es el abordaje del equipo, cual es la evaluación médica que se tiene que hacer, cual es el procedimiento para la interrupción del embarazo”.

 

“(El protocolo) ha sido actualizado y va a seguir siendo actualizado”, dijo el titular de la cartera de Salud. Y agregó que esas actualizaciones se deben, “por un lado, a las modificaciones que ocurren en la legislación de nuestro país” porque “en el Código Civil y Comercial de 2015 se incluyeron derechos que no estaban en el protocolo de 2015” y, por otro lado, a “que la evolución del procedimiento hace que se modifiquen cuestiones científicas, la medicación que se utiliza, y eso usando cánones internacionales está puesto en este nuevo protocolo”.

 

“Ha sido intimidatorio lo que pasó y tratamos justamente que tenga ahora todo el respaldo del Gobierno”, dijo Ginés.

 

La interrupción legal del embarazo (ILE) generó el último cortocircuito de la gestión presidencial de Macri, cuando el expresidente dio de baja una resolución del exministro Rubinstein que explicitaba un protocolo para el aborto no punible. Rubinstein renunció cuando faltaban dos semanas para el cierre del período presidencial.

 

Ginés dijo que el protocolo que se hará oficial hoy, y cuyos alcances ya le anticipó al Presidente, es “un instrumento sanitario para que se cumpla con la ley y para proteger a las personas que, lamentablemente, están en una situación de interrupción legal del embarazo”. Y añadió: “Somos respetuosos de la objeción de conciencia, pero no puede ser una coartada institucional para que no se cumpla con la ley”.

 

“Con estas controversias los trabajadores se asustan, se intimidan. Ha sido intimidatorio lo que pasó y tratamos justamente que tenga ahora todo el respaldo del Gobierno Nacional, porque además tiene el respaldo de la ley”, dijo el ministro de Salud al referirse a la polémica que terminó con la salida de su antecesor en el cargo.

 

El tema desata posiciones encontradas y duros cruces, y Ginés prevé que se repitan esas situaciones. “Lo que nosotros no queremos es que esto se convierta en un combate. No es un combate, ni una búsqueda de votos, ni una decisión que se toma para ganar una elección. Esto claramente es como se ejercita un derecho y como se cumple con la ley”, agregó el ministro.