Presupuesto: postergan debate y queda sujeto a la renegociación

El Presidente sostuvo ante la Asamblea Legislativa que la ley de leyes será tratada luego de negociar con los acreedores

11 de diciembre, 2019

asamblea legislativa congreso

El flamante presidente Alberto Fernández sorprendió ayer en su discurso inaugural al anunciar que el tratamiento del Presupuesto 2020 estará supeditado a la negociación que encare el ministro de Economía, Martín Guzmán, de los pasivos que pesan sobre la economía argentina.

 

Ante la Asamblea Legislativa, Fernández hizo un duro diagnóstico sobre la economía de que dejó Cambiemos y del proyecto de Presupuesto confeccionado por el Gobierno saliente, al asegurar que “no refleja las realidades sociales ni los compromisos de deuda que se han asumido”.

 

“Un Presupuesto adecuado solo puede ser proyectado una vez que la instancia de negociación de nuestra deuda haya sido completada y, al mismo tiempo, hayamos podido poner en práctica un conjunto de medidas económicas productivas y sociales para compensar los efectos de la crisis en la economía real”, explicó el jefe de Estado que puso especial énfasis en el drama de la pobreza.

 

“El escenario en el que asumimos tiene cifras y datos contundentes, emanados de la administración saliente”, señaló Fernández en un pasaje de su discurso y afirmó que “es indispensable” conocer los números “para comprender los desafíos que tendremos que asumir”.

 

En esa línea, subrayó que “para poner a Argentina de pie, el proyecto (de Presupuesto) debe ser propio e implementado por nosotros, no dictado de afuera con recetas que siempre han fracasado”.

 

Previo a su asunción como ministro, Guzmán (quien tendrá como objetivo prioritario la negociación con el FMI y los acreedores privados) explicó que buscará tener una rápida renegociación de los vencimientos, sin quitas pero con extensión en los plazos, objetivo que intentará alcanzar antes de marzo.

 

Fernández sostuvo ayer que “el Gobierno que ha acabado su mandato ha dejado el país en una situación de virtual default”, al tiempo que ratificó la “voluntad de pagar” la deuda y remarcó que se avanzará primero con el crecimiento económico del país.

 

“La Nación está endeudada y con un manto de inestabilidad que desecha cualquier posibilidad de desarrollo”, remarcó.

 

En el Congreso se preparaban para dar tratamiento a la ley de leyes durante el mes de diciembre, e incluso desde la Secretaría Parlamentaria comandada por la diputada Cristina Álvarez Rodríguez se trabajaba en la conformación de la comisión de Presupuesto y Hacienda, colocando a Carlos Heller al frente de la misma. Incluso, había fecha tentativas para su tratamiento tanto en las cámaras de Diputados como en el Senado.

 

Sin embargo, ayer Fernández dejó latente la eventual discusión presupuestaria, la cual quedaría pendiente para el año próximo. “Es un tema que seguramente tratará Economía, al no tener tratamiento parlamentario”, razonaron ayer voces cercanas a Sergio Massa ante El Economista.

 

Por ahora el Presupuesto ha quedado en suspenso, e incluso se hablaba de la posibilidad de que el tratamiento llegue recién en “mayo”.

 

El panorama legislativo cambió drásticamente respecto del de hace apenas algunas semanas, cuando se preveía un diciembre movido en el Congreso con una batería de leyes que por ahora, parecen frenadas, sin embargo algunas voces parlamentarias no descartan que haya un llamado a extraordinarias, aunque poco se sabe sobre el eventual temario.

 

En ese combo, además del Presupuesto estaba previsto tratar el Consejo Económico y Social o una ley marco para la llegada de Inversiones en Vaca Muerta.

 

Ayer Fernández sostuvo que buscará que el Consejo sea un “órgano permanente” de diseño de políticas “para las próximas décadas” y que tendrá rango legislativo.