Polémica en Art Basel Miami con una banana valuada en US$120.000 que terminó comida por alguien del público

8 de diciembre, 2019

Polémica en Art Basel Miami con una banana valuada en US$120.000 que terminó comida por alguien del público

La última provocación del artista italiano Maurizio Cattelan es una intervención que consiste en una banana pegada con una cinta adhesiva a la pared del stand de la galería Perrotin en Art Basel Miami Beach, que llegó a valuarse en US$120.000.

 

La obra, titulada Comidian (Comediante), se convirtió en la favorita de Instagram de la feria de arte de Miami. Como la mayoría de las obras de Cattelan, existe en una edición de tres, más dos pruebas de artista. Dos de las tres ediciones de Comediante habían sido vendidas el jueves de esta semana, y según un representante de Perrotin, la galería está “hablando actualmente con un museo que quiere adquirir la tercera”.

 

La obra viene con un certificado de autenticidad, pero no hay forma de preservar la fruta. De hecho, ya una se cayó de la pared por pudrirse. Y otra, que estaba vendida en US$ 140.000 fue devorada por alguien del público.

 

https://www.instagram.com/p/B5yYaN-F5cl/?utm_source=ig_embed

 

Emmanuel Perrotin es el galerista de Cattelan desde hace 27 años así que pareciera ya nada sorprenderlo de este artista que presentó en el Guggenheim de Nueva York un inodoro real de 18 quilates de oro (que fue robado mientras estaba a la vista en Inglaterra a principios de este año y sigue desaparecido); que diseñó una escultura del papa Juan Pablo II aplastado por un meteorito, o que “inauguró” una muestra en una galería en la que colocó un cartel en la puerta que decía “Regreso pronto”: no había obras adentro y el artista, claro, nunca regresó.

 

“Es una serie de tres piezas y ya vendimos dos ejemplares, a US$ 120.000 cada uno. Así que esta es la tercera y está a la venta en US$ 140.000”, dijo Perrotin a Télam presente en Miami, mientras señalaba la escultura que Cattelan realizó primero en resina, luego en bronce, pero que finalmente decidió exhibir en su versión real.

 

Cattelan se refirió entonces, según contó el galerista, a la icónica portada del album The Velvet Underground ilustrada por Andy Warhol, y luego a la famosa pintada del muro de Berlín, de hombres cabeza de robot comiendo bananas, símbolo de la división de Alemania.

 

“La gente piensa que estamos locos o somos estúpidos”, le dijo a Télam el galerista Emmanuel Perrotin, en su stand de Art Basel Miami Beach 2019, del que todos hablan.

 

https://www.instagram.com/p/B5yIFp2hyE-/?utm_source=ig_embed

 

 

La banana de US$ 120.000 en Art Basel terminó ayer comida por un artista de performance de Nueva York, generando más que un problema a la galería que ya la había vendido.

 

Alrededor de la 1:45 pm del sábado, David Datuna hizo una última cena con la fruta, informó el Miami Herald.

 

Datuna sacó de la pared el Comediante de Cattelan, peló la banana hasta la mitad y luego la devoró.

 

Estaba “deliciosa”, le dijo al sitio New York Post.

 

“¡Se supone que no debes tocar el arte!”, le gritó una espectadora horrorizada cuando Datuna se convirtió, literalmente, en uno con la escultura, dijo Peggy Leboeuf, socia de la Galería Perrotin.

 

La galería informó el incidente a la seguridad, pero Datuna se escapó corriendo, informaron.

 

Pese a las cifras, las selfies y la polémica, sería injusto decir que la pieza de Cattelan se robó toda la atención de esta edición del Basel Miami, donde participan 269 galerías de todo el mundo y donde Argentina tiene una presencia importante este año.

 

Además de galerías como Barro o Ruth Benzacar, se ven por los stands las esculturas flotantes del tucumano Tomás Saraceno, en la alemana Esther Schipper y también en Tanya Bonakdar, cerca de las bellísimas obras de su amigo, el danés Olafur Eliasson, quien sorprende con sus esculturas de esferas vidriadas, que invierten el reflejo de la imagen, o esa suerte de mirador de espejos, como un caleidoscopio, que atrapa postales únicas de esta feria.