Perotti asume con frente interno convulsionado

El gobernador electo tomará posesión de la Casa Gris el próximo miércoles. El lunes anunciará su equipo de ministros

5 de diciembre, 2019

perotti santa fe

El gobernador electo de la provincia de Santa Fe, Omar Perotti, sumó a las dificultades en la transición con el gobierno socialista saliente, tensiones hacia el interior del peronismo santafesino.

 

A días de asumir al frente de la Casa Gris, un sector del bloque del peronismo en el Senado provincial tomó distancia de la posición de Perotti y apoyó el Presupuesto enviado por Miguel Lifschitz, lo que puso al peronismo al borde de la ruptura.

 

Tras varios días de negociación, en donde los legisladores que responden a Perotti lograron introducir modificaciones, la ley de leyes resultó aprobada, muy a pesar del hombre de Rafaela, quien le había pedido explícitamente a Lifschitz, que no lo presentase.

 

El senador provincial que lideró la rebelión, fue Armando Traferri, titular de la bancada peronista mayoritaria y se espera que con a la inversa de lo que ha sucedido en el Congreso, no haya unidad peronista en Santa Fe.

 

Ayer, el Lifschitz salió a bajarle el tono a las controversias y aseguró ante la prensa local que “no le van a poner obstáculos” a Perotti, y destacó que “no hay ningún tema de competencia de la provincia en el que estemos peor que hace cuatro años”.

 

El bloque del Frente Progresista en la Cámara Baja será mayoritario, y la presidencia podría quedar para la oposición.

 

“La complicación es que somos dos partidos distintos. Costó un poquito pero en las últimas semanas primó la responsabilidad y el diálogo. Nos pusimos de acuerdo con el Presupuesto en la Legislatura y encausamos algunos temas”, razonó Lifschitz, quien asumirá como legislador provincial.

 

El bloque del Frente Progresista en la Cámara Baja será mayoritario, y es por eso que la presidencia podría quedar para la oposición. Lifschitz, es número puesto para presidirla.

 

Desde el entorno de Perotti dejan trascender las dificultades económicas y financieras que atraviesa la provincia. Según los números que manejan, heredarán un déficit operativo de $20 mil millones, el equivalente a dos masas salariales. Al mismo tiempo señalan que a la deuda en moneda extranjera, hay que sumarle lo que la provincia todavía adeuda con los municipios.

 

Es por eso que el escenario legislativo suma complejidades a la futura gestión. En minoría en la Cámara Baja y con el peronismo eventual fracturado en el Senado, se abre un escenario dificultoso para el arranque de la gestión. El lunes Perotti presentará su equipo de ministros, el cual estaría definido. Lo hará como ya lo había informado, luego de que haga lo propio Alberto Fernández, quien encabezará el anuncio mañana en horas de la tarde.

 

Desde el entorno de Perotti dijeron a El Economista que el perfil del Gabinete santafesino será “técnico” y ya son varios los nombres que circulan, entre ellos, el del exlegislador bonaerense Marcelo Sain, para hacerse cargo de la caliente cartera de Seguridad. Atravesada la tensión con el socialismo por la transición, Perotti deberá afrontar la disputa interna del peronismo que a pesar de funcionar unificado en las elecciones provinciales, presenta sectores díscolos a la futura jefatura de la Casa Gris.