Negri y Ritondo buscan blindar el interbloque y detener el goteo

El radical fue confirmado como titular del interbloque mientras los diputados que responden a Monzó buscan mayor autonomía

4 de diciembre, 2019

Negri y Ritondo buscan blindar el interbloque y detener el goteo

Finalmente y luego de varios días de negociación, el interbloque de Juntos por el Cambio definió sus autoridades. Tal como todo lo indicaba, Mario Negri quedará al frente del interbloque de la futura oposición, que ya no será la primera minoría. El hombre de la UCR goza del visto bueno de sus colegas, se viene desempeñando en el rol y mantiene buenos vínculos con los actores legislativos del peronismo. De esa manera, la UCR retuvo dicho lugar, luego de que Cristian Ritondo quedase al frente del PRO pero se retirase de la disputa por la conducción del interbloque.

 

La reunión entre Negri y Ritondo tuvo lugar el lunes, tras el encuentro que tuvieron con el futuro presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa. Allí definieron darle continuidad al rol de Negri.

 

Ayer estaba previsto un nuevo encuentro, pero por problemas de agenda no pudo concretarse. Por un lado, Ritondo encabezó un encuentro con el bloque PRO, el cual se estiró (se comenzó a discutir el poroteo en las comisiones), los diputados de la UCR postergaron su reunión para hoy a media mañana, día en el que además jurarán los nuevos diputados.

 

El encuentro que mantendrán hoy los hombres del radicalismo será también para delinear el trabajo en las comisiones, negociación que se encaminará una vez que Massa, asuma la presidencia del cuerpo siempre dándole prioridad al oficialismo en comisiones claves, como la de Presupuesto.

 

La ley de leyes ingresará a la Cámara Baja el próximo 12 de diciembre, tal como informó este diario y hay acuerdo entre los bloques mayoritarios para que para que se trate ante de fin de año.

 

En medio de las discusiones internas de los bloques, Ritondo además, busca contener a los aliados.

 

Se trata de un grupo de diputados referenciados en Emilio Monzó, que tienen la intención de conformar una línea interna, una suerte de “sub-bloque” aunque técnicamente no exista tal figura. Algunas voces señalan que ese grupo podría llegar hasta con 15 legisladores, al tiempo que admiten que “varios están esperando a ver si hay señales de apertura o no”. Por ahora, aseguran que evalúan romper y buscarán agotar las instancias de discusión desde dentro. Dentro de dicho subgrupo su ubicarían diputados como Silvia Lospennato, o Sebastián García De Luca.

 

Diputados referenciados en Emilio Monzó, tienen la intención de integran una línea interna, una suerte de “sub-bloque”.

 

“No tenemos un espíritu minoritario, queremos copar el bloque”, razonó uno de los legisladores del entorno de Monzó, quienes se imaginan en un primer tramo acompañando los grandes lineamientos de las propuestas del Gobierno entrante, sin dejar de marcar posición. “Imaginamos un escenario de cooperación, salvo que salgan con temas como superpoderes en el Presupuesto. De no pasar eso, imaginamos un período de colaboración”, razonan.

 

Monzó y su grupo de colaboradores ya dejaron trascender que no irán al 7D, el acto de despedida que organizó Mauricio Macri, a días de la entrega del mando. “Es una movida más de Macri. Además Emilio nunca fue a ninguno de ese tipo de actos”, explicaron desde el entorno del bonaerense, en una prueba más fría relación existente.

 

Por ahora, Ritondo resiste dicha idea y busca mostrar cohesión interna hacia el interior del bloque amarillo aunque no ha podido evitar las primeras fugas. Las primeras fugas son las del santacruceño Antonio Carambia, la tucumana Beatriz Ayala y el bonaerense Pablo Ansoloni (de UATRE), lo que le haría perder al interbloque de Juntos por el Cambio, la primera minoría, sobre todo porque el Frente de Todos sumará a los diputados de Misiones, San Luis y Santiago del Estero, superando las 120 bancas.