Los inversores se preparan para la reforma que viene

Mientras el Congreso sigue debatiendo, hoy el Gobierno debuta con la colocación de un bono en pesos, para recuperar lo que se pagó con el Bopomo.

20 de diciembre, 2019

dólar calma cambiaria

Por Luis Varela

 

Con un mercado completamente arrinconado, ya que los inversores tienen pesos, pero no pueden comprar dólares, el ministro de Economía, Martín Guzmán realizará hoy el primer test desde que Alberto Fernández es Presidente, ya que colocará una Letra del Tesoro en pesos a seis meses de plazo, pagando tasa Badlar más 200 puntos básicos.

 

El papel vencerá el 22 de junio de 2020 y el Gobierno buscará captar unos $ 20.000 millones, intentando sacar del mercado los $ 24.500 millones que vencieron del Bopomo, y que esos pesos que se liberan no terminen generando presión en el mercado blue. La Badlar ayer pagó 41,62% anual, por lo que la tasa de este papel rondaría el 43,6%.

 

Ayer, según informó el Banco Central, la autoridad monetaria siguió pagando en Leliq una tasa del 63% anual, con una junta de directores reunida para decidir moverla a partir de la semana entrante. Y, en base a esto, los bancos reclaman que no se siga bajando indirectamente la tasa de los plazos fijos, porque la inflación es alta y se está desalentando esa colocación.

 

Ayer, en plazos fijos se pagó 41% anual por plata chica y 42% anual por plata grande, y con esta licitación se invita a colocar fondos al 43,6%, justo un día después de que el Indec informara que la tasa de inflación mayorista de noviembre fue del 5,4%, con una variación anualizada del 52,9%, por lo que en este momento todas las colocaciones en pesos son claramente negativas mirando hacia atrás, y el Gobierno juega a planchar la evolución de los precios.

 

Justamente ayer se empezó a debatir en el Congreso las leyes de Emergencia. Para poder discutir las leyes, el gobierno de Fernández tuvo que ceder en varios puntos del ajuste, por lo que buena parte de la mejora que tuvo el mercado durante el martes y el miércoles se vio diluida ayer.

 

Por el momento, el mercado de títulos está con una demanda ultraselectiva, con inversores especializados comprando bonos cortos, que están muy retrasados y con altísima tasa a vencimiento. Pero en promedio los bonos ayer tuvieron un descanso, por lo que el riesgo país rebotó, al subir 46 puntos y volver a los 1.943 puntos básicos.

 

Donde continuó la tranquilidad fue en el mercado cambiario. Mientras en el exterior el dólar subió 0,5% contra la libra (por tensiones con Escocia, que quiere volver a tener un referéndum para independizarse de Gran Bretaña), mejoró 0,3% en Chile y 0,1% contra el real, pero bajó 0,1% contra el euro, cedió 0,2% en México y descendió 0,3% contra el yen.

 

Pero en Argentina el dólar oficial no cambió, cerró a $ 63,08 pesos, el blue bajó 25 centavos, hasta $ 75,75 y el dólar mayorista estuvo otra vez sin cambios a $ 59,82, en una nueva jornada congelada, con los precios internos subiendo a buen ritmo. Ayer, además, hubo una suba de 20 centavos para el contado con liquidación, hasta $ 73,07. Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el dólar blue bajó al 20% y la diferencia entre el ccl y el mayorista está en el 22%.

 

Todo esto sucedió en un día en el que se vio una suba de US$ 244 millones en las reservas del Banco Central por lo que ahora quedan US$ 44.562 millones. Mientras que otras monedas, medidas en pesos, mostraron la siguiente variación: el euro subió 2 centavos hasta 66,45, el real bajó 1 centavo hasta 14,71 y la libra cayó 46 centavos hasta 77,73.

 

A su vez, el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) planteó un análisis bastante grave: sin ambigüedades planteó que “el proyecto de ley de solidaridad social y reactivación productiva es una redistribución de ingresos y de gastos que dejaría al déficit primario 2020 en niveles muy similares al de 2019”.

 

Con todo esto en movimiento, y con contadores y tributaristas aconsejándoles a los inversores que tomen posiciones en bonos argentinos para pasar el fin de año en una posición que los salve de los impuestos que vienen, el promedio de los mismos estuvo ayer sin demasiados cambios, pero hubo papeles olvidados que ciertamente explotaron. En ese sentido, además, se difundieron listas de bonos soberanos internacionales que tienen tasa a vencimiento que suplican el impuesto que plantea Fernández para las colocaciones que los argentinos tienen en el exterior.

 

A nivel local, el 80% de lo operado en bonos se transó en ocho papeles: AY24 38%, AY24X 12%, AF20 9%, TO21X 8%, AA22X 6%, DICA 3%, A2M2 3% y BDC24 2%. Y, con doble volumen operado, en los extremos se vieron subas del 13% al 45% para los bonos TC20Z, AF20C, A2M2X, AA22Y, TC20X, AF20D, AF20, AA21C, AF20X, TVPP, AE48D y TN20. Y bajas del 5% al 24% para los bonos TJ20X, TJ20Z, TO21Z, TVPY, PF23D, A2E7C, PARP y A2E7.

 

Las grandes bolsas del exterior tuvieron un día mixto, con subas del 0,4% al 0,7% en los índices de la Bolsa de Nueva York. En la región subió 0,5% la Bolsa de San Pablo y bajó 1% en la de México.

 

En el mercado bursátil local, con Adelmo Gabbi planteando que se viene un año muy fuerte para la Bolsa, hubo menos negocios ($ 878 millones), se anotó una suba del 1,2%. El 80% de lo operado en acciones se transó en diez papeles: G.F. Galicia concentró el 32% de las operaciones e YPF el 13%.

 

Y en los extremos se vieron subas del 3% al 7,4% para Hipotecario, Costanera, Telecom, Morixe, Central Puerto, Banco Río – pref, Juramento, Cresud, Grupo Valores, Grupo Clarín, Banco Macro, Grimoldi, Cablevisión, Comercial del Plata y Havanna. Con bajas del 2% al 4,2% para Richmond, Aluar, Gas Natural, Dycasa y Patagonia. Pero entre los ADR argentinos que cotizan en Nueva York hubo mayoría de subas, del 1% al 6,6% para Telecom, Cresud, Irsa P, Globant, Edenor, Macro y TGS.

 

Finalmente, en commodities la suerte estuvo repartida. El petróleo terminó sin cambios, estacionado en US$ 61 por barril. Los metales preciosos actuaron firmes: la onza de plata subió 0,5% y el oro mejoró 0,3%. Los metales básicos se vieron sostenidos: el níquel saltó 2,4%, el aluminio subió 1,1% y el cobre mejoró 0,5%. En Chicago: el trigo bajó 0,5%, la soja cedió 0,4% y el maíz achicó 0,1%. En Rosario: la soja bajó otro 4,2% en rosario, con el mercado de cereales con muy poca actividad, con cada vez más productores mirando hacia el Congreso. Y el Bitcoin cerró sin cambios, pero hubo bajas de hasta el 4% para el resto de las criptomonedas.

 

***

Herramienta para impulsar a las pymex

 

El directorio del BCRA autorizó anoche, a través de la Comunicación A 6.846, una nueva herramienta de financiamiento en pesos a través de la que los bancos podrán financiar las exportaciones de las pequeñas y medianas empresas. Estos préstamos se otorgarán en pesos y devengarán la tasa de variación del tipo de cambio más un spread a convenir entre las partes. El exportador devolverá estas financiaciones con los pesos resultantes de la liquidación de sus exportaciones. En un contexto en el cual los préstamos locales en dólares al sector exportador han disminuido unos US$ 5.500 millones (35%) en los últimos cuatro meses, el BCRA intenta dotar al sistema financiero de una herramienta que permita recuperar la capacidad de financiamiento a las exportaciones.