Kicillof, mientras prepara reunión con intendentes de JxC, arremete: “Déjense de joder, siéntense y ayuden”

30 de diciembre, 2019

Kicillof ley impositiva

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, exhortó hoy a la oposición de Juntos por el Cambio a “dejarse de joder” y a “sentarse y ayudar” para aprobar las reformas porque “la gente está muy mal”, y pidió que si le quieren “hacer difícil” la tarea de gobierno, que lo hagan “sin pasamontañas”.

 

Kicillof admitió que lo tomó por “sorpresa” que la oposición rechazara la reforma tributaria presentada por el Poder Ejecutivo en la Legislatura, al señalar que su antecesora en el cargo, María Eugenia Vidal, le había asegurado que Juntos por el Cambio iba a “votar las primeras leyes”.

 

“Déjense de joder con esto, está muy mal la gente. Siéntense y ayuden”, subrayó, y añadió: “Si me la quieren hacer difícil, que sea sin pasamontañas, en aras de las valores democráticos”.

 

En declaraciones al canal América, el mandatario provincial sostuvo que “Cambiemos tiene que definir qué tipo de oposición quiere ser”, al hacer referencia a la caída de la sesión del pasado viernes en el Senado bonaerense, donde Juntos por el Cambio tiene el quórum y la mayoría.

 

En esa línea, indicó que el rechazo opositor a la reforma fue una “sorpresa” porque “había hablado con la gobernadora, en la transición, que ellos iban a votar las primeras leyes”, en alusión a su diálogo con Vidal.

 

“De acá para adelante espero que haya más sensatez y colaboración, ni show político ni mediático. Sentémonos y lleguemos a un acuerdo”, sostuvo, en un mensaje a la oposición.

 

No obstante, Kicillof reafirmó que “si se cumple la ley que habíamos puesto, vamos a recaudar lo mismo que el año pasado, sólo que actualizado por inflación”, aclaró.

 

Al repasar el proceso de negociación, el gobernador indicó que “el martes mandamos la ley, y hasta el jueves no hubo una discusión. Hubo una mesa de negociación, y nos sentamos en las dos mesas, una de cargos y otra de leyes”, completó.

 

En esa línea, añadió que “a la una y media de la mañana del jueves, había puntos que trajo la oposición. Los empezamos a ver. En 20 minutos lo acordábamos, pero no aparecieron más”, sostuvo. Y añadió que “se levantaron y dinamitaron la mesa de diálogo”.

 

En diálogo con el portal Infobae, agregó: “Desconocieron la mesa de negociación que habían armado ellos. Tomó la manija Jorge Macri y decidió romper la mesa de negociación. Tomaron una posición muy extrema, muy radical. Pero no radical del partido, porque con los exponentes del radicalismo tuvimos todas las discusiones y estábamos avanzando muy bien”, puntualizó el mandatario provincial.

 

Por último, insistió en que desde Juntos por el Cambio “quisieron hacer un circo político que consistía en decir que era un ‘impuestazo’ para la clase media. Terminan asumiendo la defensa de 200 tipos que tienen los campos más grandes de la provincia”.

 

Convocatoria a JxC

 

Según pudo averiguar El Economista, el oficialismo introducirá hoy un nuevo pedido de sesión extraordinaria, esta vez por la Cámara de Diputados, la cual está presidida por Federico Otermín. Las alternativas que manejan en La Plata es que “entre el jueves y el lunes” se sesione, para que pase rápidamente al Senado, donde nuevamente se topará con la mayoría de Juntos por el Cambio. A su vez, también se especula que las sesiones puedan concretarse el 7 y 8 de enero.

 

En paralelo, Kicillof convocó a los más de 60 intendentes de Juntos por el Cambio de la provincia de Buenos Aires e intentará apurar la aprobación de la suba de impuestos, que está trabada en el parlamento provincial. La convocatoria fue confirmada al diario Clarín por fuentes de la gobernación y de municipios macristas.

 

“Tengo una cita para el 2 con los intendentes de la oposición, porque el otro dia, antes de fin de año, me reuní con los intendentes del oficialismo”, especificó Kicillof este lunes en declaraciones radiales.

 

En tanto el titular del bloque de JxC en el Senado, Roberto Costa, declaró ayer que “lo que pedimos es que bajen un poco la tasa del 75%, no es que le dijimos ‘no vamos a votar la ley’, porque si no hubiésemos bajado y votado en contra”.