Hubo tensión y el mercado tuvo un día muy complicado

3 de diciembre, 2019

Finanzas - bonos dudas mejoras dólar rueda precios Merval bolsa mercado

Por Luis Varela 

 

Con la mirada de analistas, operadores e inversores puesta en las 18 horas del viernes próximo, el mercado argentino abrió ayer uno de los lunes más intensos de los últimos tiempos.

 

Ese día, después del cierre de los mercados, el presidente electo Alberto Fernández dará a conocer todos y cada uno de los nombres del gabinete de ministros que lo acompañará en el arranque de su mandato, a partir del martes 10 de diciembre.

 

Obviamente, para cada cargo hay nombres que están dando vueltas, que suben y bajan, según la opinión de diferentes fuentes. Pero ayer, además de eso, aparecieron otros factores que terminaron provocando un temblor en el valor de los activos argentinos.

 

El cimbronazo arrancó con un tweet del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que “para contrarrestar las devaluaciones de monedas que se están realizando, anunció una suba de aranceles a las importaciones de metales de Brasil y de Argentina”.

 

Obviamente, esa novedad alteró por completo el mundo de los negocios, pero luego llegó otro movimiento que generó aún más nervio: la expresidenta Cristina Kirchner se presentó a declarar en una de sus causas, y denunciando una “feroz e inédita” persecución judicial no quiso contestar preguntas y contestó: “¿Preguntas? Preguntas tienen que contestar ustedes, no yo”

 

Con ese combo, y con tensiones económicas globales que no terminan de resolverse, casi todos los mercados mostraron inquietudes y alteraciones en los precios. Hubo caídas del 2% en las principales bolsas europeas, fuertes retrocesos en los bonos de casi todas partes, y el día se coronó con una baja del 1% en la Bolsa de Nueva York.

 

Debido al clima reinante, la demanda de dólares en el mercado local arrancó diciembre con firmeza, con 200 arbolitos voceando la venta, ofreciendo $ 66 para la compra y $ 70 para la venta. Y como el precio venía muy firme, el Banco Central salió a vender divisas de manera directa, para mantener el billete aplastado.

 

De esa manera, con todo tipo de rumores sobre los cambios que vienen, como una modificación fundacional en los impuestos, aplicación de sobre tasas para los gastos con tarjeta que se realicen en el exterior (una especie de dólar turista), el valor del billete verde quedó encajonado, pero los títulos argentinos sufrieron los avatares de la jornada y el riesgo país volvió a empinarse.

 

En el exterior, el dólar bajó 0,6% contra el euro, cedió 0,5% contra el yen, perdió 0,3% contra el real y achicó 0,1% contra la libra (no cambió en Chile y en México), pero en Argentina terminó sin cambios para el dólar oficial en $ 62,93, con una baja para el blue hasta $ 68,25 y con una suba de 4 centavos para el mayorista, hasta $ 59,98 (al tiempo que finalmente las reservas del Banco Central crecieron en US$ 40 millones y llegaron a US$ 43.728 millones, un monto que creció por el apuro de liquidación de divisas que están haciendo los exportadores antes de que llegue Alberto.

 

El 26 de noviembre, el BCRA giró otros $20.000 millones hacia el Tesoro a modo de “adelantos transitorios”: ya lo había hecho 3 días antes por el mismo monto. Así, la “maquinita” llega a diciembre calentando motores.

 

De igual manera, hubo una caída de 48 centavos para el contado con liquidación, a $ 74,33, por lo que quedó una brecha del 8,5% entre el dólar oficial y el blue, y una del 23,9% entre el ccl y el mayorista. Al tiempo que medidos en pesos el euro subió 35 centavos hasta 66,37, el real subió 8 centavos hasta 14,21 y la libra subió 3 centavos hasta 77,54.

 

Mientras tanto, la tasa de las Leliq se mantuvo sin cambios en el 63% anual, y continuó la baja de la tasa de interés de los plazos fijos: por plata chica se pagó 42% anual y por montos mayores 45%.

 

En cuanto a títulos, hubo bastante preocupación en el exterior por una fuerte caída de los bonos de Italia, Nueva Zelanda, Holanda y Alemania mientras que los argentinos mostraron otra rueda con debilidad, pero con un monto de negocios que no fue destacado. El 80% de lo operado en bono se transó en seis papeles: AA22X 53%, AO20 7%, DICA 6%, DICYX 6%, TJ20X 5% y PARYX 3%. Y el riesgo país finalizó con un saltó en 113 unidades, hasta 2.386 puntos básicos.

 

En los extremos se vieron subas del 1% al 6,8% para los bonos PF23D, DICP, PMJ21, AA26D, PARP y BDC20. Con un derrumbe de más del 10% para los bonos PBA5Y, SA21, PBA5X, TVPP, AA22Y, AM20, AA22Z y AA22X.

 

En cuanto a los papeles privados, hubo bajas del 0,9% al 1,1% en los índices de la Bolsa de Nueva York, mientras que se registró una dura caída del 2% en los índices de las bolsas de Paris y de Frankfurt, con suba del 0,6% en la Bolsa de San Pablo y baja del 0,6% en la de México.

 

Debido a los cambios que vienen, los inversores bursátiles locales siguen asustándose, por lo que la bolsa de Buenos Aires cayó otro 3,1%, con el 80% de lo operado en acciones se transó en nueve papeles: G.F. Galicia reunió el 21% del total operado y Aluar tuvo el 16% por el anuncio de Trump, con YPF alcanzando el 10% de los negocios totales.

 

En los extremos se vio un salto del 22% para Domec, y una suba del 3% al 8,5% para Clarín, Casado, Longvie, Fiplasto, Ferrum, Carboclor, Ausol, Capex y Richmond. Con un desplome del 12% para Aluar y una baja del 3% al 5% para Loma Negra, Esmeralda, Francés, TGS, Supervielle, Macro, Galicia y Cuyana.

 

Al tiempo que los ADR argentinos que cotizan en Nueva York mostraron un salto de casi 5% para Irsa P, con bajas del 1% al 4,4% para Telecom, Macro, Galicia, Irsa I, TGS, Globant, YPF, Cresud, Ternium, Pampa E, Edenor y Tenaris.

 

Finalmente, las commodities arrancaron diciembre con muchos cambios. El petróleo abrió el mes con una suba del 1%, hasta US$ 56. Hubo debilidad para los metales preciosos: baja del 0,1% para el oro y merma del 0,6% para la onza de plata. Los metales básicos estuvieron mixtos: alza del 1,8% para el aluminio, suba del 0,3% para el níquel y baja del 0,4% para el cobre. En Chicago: suba del 0,6% para el maíz, baja del 0,3% para el trigo y descenso del 0,7% para la soja. En Rosario: suba del 1,8% para la soja, baja del 1,5% para el maíz y caída del 2,3% para el trigo. Y hubo una caída del 5,7% para el Bitcoin, con bajas similares para el resto de las criptomonedas.